El Coronel Goméz: “El Revolucionario de Tala”

12 min read
Comentarios Desactivados en El Coronel Goméz: “El Revolucionario de Tala”
0
3,739

 

Fotografía del Coronel Manuel Ignacio Goméz en un evento politico.

 

Nacido en Tala en 1885, perteneciente a familias de gran arraigo.

 

Hijo de Gregorio Gómez y de Lorenza Zavala. Nieto en línea paterna de Dionisio Gómez y Juana Zavala y en línea materna de Romualdo Zavala y Josefa Sánchez.

 

Casó don Manuel con la señorita Olivia Zavala. De familia acomodada, Manuel era agricultor, ganadero, comerciante, dueño de un aserradero de cierta importancia y también militar identificado con los ideales revolucionarios de don Venustiano Carranza e incondicional del General Manuel M. Diéguez.

 

Es precisamente con él con quien se une al Ejército Constitucionalista, División del Noroeste que comandaba Alvaro Obregón. Cuando éste, proveniente de Sinaloa, cruza por Ahualulco y se establece en El Refugio para preparar la batalla de Orendain, que se desarrolló durante los días 6 y 7 de Julio de 1914, muy cerca de Huaxtla, que en aquel tiempo era parte del municipio de Tala. Manuel participa ya en este combate, en cual resulta vencedora la causa revolucionaria con la derrota definitiva del ejército federal del usurpador Victoriano Huerta, que en Jalisco era comandado por el General Mier, Jefe Militar y Gobernador de este estado, el cual fallece en el combate.

 

Junto a sus jefes participa en la célebre toma de Guadalajara, el ocho de julio, sigue hasta México y es tomado en cuenta para conformar el nuevo Ejército Constitucionalista carrancista.

 

Decepcionado por los conflictos que aislan al General Manuel M. Diéguez, retorna a Tala, ocupándose de sus negocios. Desempeña el puesto de Presidente Municipal durante los años 1918 y 1919, y luego como interino por cinco meses en 1821, alternando el cargo con Pedro Romo de Vivar y Fausto Gómez.

 

Su administración fue reconocida como buena, aunque no muy progresista por las graves condiciones económicas existentes en aquella época. Sin embargo, el Coronel supo aplicar una adecuada disciplina que hizo que Tala fuera un municipio tranquilo en aquellos tiempos tan revueltos.

 

 

 

En ese tiempo Alvaro Obregón se dio a la tarea de eliminar carrancistas para consolidar su hegemonía en el país. Manuel Ismael Gómez fue una víctima inocente de esta sed de venganza obregonista, quien a través de J. Guadalupe Zuno, gobernador del estado, mandó un pelotón a Tala, y el 6 de enero de 1926, sin previo juicio, arrestó al coronel en su casa (esquina de Herrera y Cairo con Juárez) y sin importar la mirada angustiada de su señora madre, lo condujo por el camino real hacia un punto conocido todavía como la “Cruz del Coronel”, ahora dentro de la col. de Guadalupe, donde fue fusilado. Su cuerpo fue sepultado en el cementerio municipal, justo en la tumba que contenía los restos de su esposa Olivia y de su pequeña hija, muertas la primera a consecuencia del parto y la niña a unos días de nacer.

 

El acta de defunción levantada el 7 de enero a las 10 hora según declaración de Manuel Rodríguez, consigna su muerte por heridas producidas por arma de fuego. Viudo de Olivia Zavala, agricultor de 40 años,  hijo de Gregorio Gómez y Lorenza Zavala.

El sábado 8 se develo una placa en conmemoración por los 103 años de la Batalla de Orendain en la Hacienda El Refugio. En el homenaje la Familia del General Manuel M. Dieguez

Se sepultó en fosa de primera clase en el cementerio municipal y los Testigos fueron: Ignacio Ocampo y Emilio Calderón. Era Presidente Municipal y encargado del Registro Civil el Sr. Don Luis García.

 

Este hecho conmovió profundamente al pequeño pueblo de Tala y fue noticia relevante que apareció publicada en los principales diarios del país.

 

 

 

 

 

 

 

Posterior a su muerte le fue compuesto un corrido.

 

 

  1. Voy a contar un corrido .
  2. que traigo aquí en la memoria,
  3. del coronel Manuel Gómez
  4. les voy a contar la historia.

 

  1. Nacido en Tala, Jalisco,
  2. patriota de corazón.
  3. Para derrocar a Huerta
  4. se fue a la revolución.

 

 

  1. Año de mil novecientos
  2. veintiséis, el seis de enero,
  3. a este revolucionario
  4. lo tomaron prisionero.

 

  1. De la Hacienda de El Refugio
  2. fue un miembro de la acordada
  3. a avisarle muy temprano,
  4. que el gobierno lo buscaba.

 

  1. iEscóndase Coronel!
  2. Se que lo quieren matar,
  3. él le agradeció el aviso
  4. y se limitó a contestar:

 

  1. “El destino de los hombres,
  2. desde al nacer, Dios lo traza
  3. y cuando la hora se llega,
  4. de la raya no se pasa”.

 

  1. El día de los Santos Reyes,
  2. cuando él estaba almorzando,
  3. llegaron los federales
  4. que ya lo andaban buscando.

 

  1. Lo tomaron prisionero
  2. y él no opuso resistencia;
  3. como buen cristiano que era
  4. confiaba en la Providencia.

 

  1. Marcha en silencio la tropa,
  2. en medio va el prisionero
  3. mientras que una pobre madre
  4. por su hijo le pide al cielo.
  1. Con rumbo al Arroyo Zarco
  2. llevan al preso al suplicio,
  3. van a fusilar a un hombre
  4. sin que le formaran juicio.

 

 

  1. Cuando el cuadro se formó
  2. y antes de que dispararan
  3. les pidió que su reloj
  4. a su madre le entregaran.

 

  1. El jefe del pelotón
  2. le dijo: ¿qué gracia pides?
  3. y él sólo les contestó:
  4. iQue a la cara no me tiresi

 

  1. El Coronel ya murió,
  2. porque así fue su destino.
  3. Con seis balazos de máuser,
  4. Muy cerquita de un camino.

 

  1. ¿Por qué lo habrán fusilado?
  2. se preguntaba la gente.
  3. La verdad sólo supieron
  4. los que ordenaron su muerte.

 

  1. Otro día por la mañana
  2. tuvo lugar el sepelio,
  3. todo el pueblo acongojado
  4. lo acompañó al cementerio.

 

  1. El canto de unos gorriones
  2. se escucha triste en un fresno,
  3. le lloraban a un valiente
  4. a quien fusiló el gobierno.

 

  1. De Manuel dos cruces quedan
  2. y de su muerte el misterio:
  3. Una está donde él murió
  4. y la otra … en el cementerio.

 

  1. La historia estaba olvidada,
  2. todos los datos dispersos,
  3. y fue don Luis Arias Gómez
  4. el que compuso estos versos.

 

Créditos:

Arte y Cultura de Tala AC. 

Revisa Cultural de Tala Numero 2, Noviembre 2014.

En Memoria: Javier Ignacio Calderón Sotelo.

El Corrido del Coronel Manuel I. Goméz.

Luis Arias Goméz

 

 

 

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Información del acontecer cultural y educativo.
comentarios estan cerrados

también puedes ver

POSIBLE MEJOR FUTURO PARA MÉXICO SI TRUMP SACA A EU DEL TLCAN

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) termina hoy su…