PoliticoMX.

En medio del “ruido” mediático y de la discusión política alrededor de Ricardo Anaya candidato de la coalición “Por México al Frente“, hay silencios que pesan e incomodan. Uno de ellos es el de los gobernadores emanados del PAN: no se han pronunciado de manera pública al respecto, ni mucho menos conformado “un cierre de filas”. Las motivaciones pueden rastrearse en el desaseo que el exlíder partidista dejó tras de sí para conseguir la postulación.

Hace apenas unas horas se pudo ver a la mayoría de los mandatarios estatales de afiliación blanquiazul por el palacio de Cobián; allí el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, les garantizó que el gobierno de la República mantendrá la colaboración para implementar acciones para mejorar las condiciones de desarrollo económico, político y social.

Pero ni antes ni después los 9 gobernadores hablaron del tema Anaya. Durante más de tres horas cada uno de los gobernadores hablaron con Navarrete sobre sus entidades, en asuntos como la gobernabilidad y la seguridad. Asuntos no menores y que por supuesto son prioritarios para ellos y para su gestión.

Si se pudiera regresar al pasado, sería pertinente recordar el ambiente a principios de octubre del año pasado. Las crónicas y los análisis periodísticos daban cuenta que ante la cercanía de la definición de su aspirante presidencial, los gobernadores de Acción Nacional estaban divididos ante el escenario que les planteaba Anaya como único postulante formal.

Cuatro son cercanos al matrimonio Calderón-Zavala pero se mantienen dentro del partido:

Martín Orozco de Aguascalientes.

Francisco Domínguez de Querétaro.

José Rosas de Durango.

Carlos Mendoza de Baja California Sur.

Rafael Moreno Valle, quien estaba en plena contienda interna sabía que podía contar con

Francisco Cabeza de Vaca de Tamaulipas.

Antonio Gali de Puebla.

El resto sí podía decirse que estaba con Anaya o le expresaba mayor respaldo, al menos en ese momento:

– De Baja California, Francisco Vega.

– De Chihuahua, Javier Corral.

– De Guanajuato, Miguel Márquez.

– De Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

Por supuesto que al paso de estos meses, Corral ha expresado sus diferencias políticas con Anaya, más allá del acompañamiento que Ricardo tuvo durante la Caravana por la Dignidad de Chihuahua. A su vez, Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, no es militante de ese partido y llegó al cargo con el respaldo también del PRD, igual que ocurrió en Nayarit con Antonio Echevarría.

En suma, no hay una “ola” de respaldo, o una línea defensiva por parte de este sector, más allá de que también se afecta el nombre y reputación del partidoque los llevó al poder. Es entendible que en el cierre de la actual administración federal se busque asegurar lasmejores condiciones ante el cambio de poderes, y para ello hay que estar ahí, donde se logran acuerdos.

Expertos indican que los mandatarios estatales están conscientes que ante la inédita “cascada de acusaciones, señalamientos y críticas” varios de ellos podría ser los siguientes ante el cúmulo de irregularidades que podrían estar ocurriendo en estos momentos.

Como si la soledad y el abandono no fueran suficientes, cada vez es más palpable el distanciamiento de la cúpula del Frente con Miguel Ángel Mancera. Existe la percepción de que con el jefe de gobierno solo se cumplió al otorgarle el lugar entre los postulantes a senador por la vía plurinominal pero no hay más cercanía al respecto. Solo en estas horas el jefe de gobierno consideró un exceso lo que pasa en torno a Ricardo, lo que significa un mínimo respaldo en este momento tan álgido en el tema político

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Acontecer Político Nacional
comentarios estan cerrados

también puedes ver

Arranca etapa final de la instalación de tianguis y ferias navideñas en Guadalajara

La Dirección de Tianguis y Comercio en Espacios Abiertos dio a conocer que ya está en marc…