El asbesto o amianto, resulta una bomba de tiempo mortal, no existe un nivel seguro de exposición, este mineral fibroso se ha convertido en un legado mortífero silencioso, que toma la vida de al menos 100,000 personas al año por cáncer de pulmón, mesotelioma y asbestosis, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 125 millones de personas en el mundo se encuentran expuestas a este material.

Lamentablemente el principal sitio de entrada al cuerpo, es por por la vía respiratoria, debido a que el asbesto se puede encontrar fácilmente en el ambiente, tal como lo señaló el especialista en neumología de la UdeG Gustavo Rosales; misma razón por lo que está prohibido en más de 30 países, aunque en México el asbesto es utilizado en la vida cotidiana y reemplazarlo,no es una opción.

Una cifra a destacar, es el medio millón de toneladas de asbesto que se han importado durante el último siglo. Sin embargo, aún se permite la manufactura de impermeabilizantes,sellos, balatas y empaques, los cuales contienen amianto y son producidos en más de 180 empresas.El uso desmedido y la dificultad para sustituirlo por otro material, se ha tornado complicado, misma razón por la que aún se produce y se calcula que alrededor de los años 80, había alrededor de 50 toneladas de asbesto.

Los daños por contacto con asbesto, se ven reflejados después de 15 o 60 años ocasionando una amarga realidad para las personas que caen enfermas por amianto, o que han tenido una mala experiencia como es el caso de un bombero de Guadalajara quien por motivos de seguridad no diremos su nombre aunque explicó que al entrar a un incendio hace un par de años en una fábrica que producía piedras artificiales, látex y materiales con asbesto, el elemento de bomberos se intoxico a causa del humo y por el amianto que se encontraba en demasía, por lo que decidió salir rápidamente del incendio, posteriormente Cruz Roja le realizó un barrido con oxígeno, años después las molestias continuaban en el pecho y decidió realizarse un chequeo médico en el cual se le menciona que sus problemas de salud fueron provocados por estar en contacto con asbesto; la exposición de esta materia prima, se produce por la inhalación de las fibras de este material conocidas como: serpentinas y anfibolas.

Martha Patricia Pérez, Coordinadora AUXILIAR de salud en el trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) , señaló “El asbesto es un problema de salud mundial pública, lógicamente ocupacional, porque son nuestros trabajadores los que se exponen en más de un 90% de un colectivo,el otro 10% es una exposición ambiental, tú, no trabajas en el área del asbesto, pero si las fábricas o los lugares que están alrededor, pueden estar emanando al ambiente fibras de asbesto”.

Los primeros síntomas se presentan con la dificultad de la respiración, una tos seca así como un ligero dolor en el pecho que podrían confundirse con otras enfermedades. “Hay un 70% de subdiagnóstico, que indica que los casos no están siendo detectados, entonces realmente la mortalidad o Morbi mortalidad es muy importante”. Así lo mencionó, Gustavo Rosales. Y aunque en México se detectan al año 2000 casos relacionados con este material, es momento de que no se ha prohibido en México su uso hasta la fecha.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Giselle Soriano
Load More In Salud
comentarios estan cerrados

también puedes ver

Se necesita carácter para gobernar Tlaquepaque

Así es como lo declaró María Elena limón García, candidata a la presidencia de este munici…