Las autoridades australianas investigan varios casos de agujas insertadas en unas fresas comercializadas en el país, en un acto de presunto sabotaje por parte de un extrabajador, informaron hoy medios locales.

«No vamos a especular en este momento. Estamos en la primera etapa de la investigación», dijo al canal 9 el jefe superintendente en funciones del estado australiano de Queensland, Terry Lawrence, al insistir en que se analizan «todas las opciones y avenidas del empaquetado y proceso de las fresas».

El hallazgo de estas agujas en al menos tres contenedores de fresas que se vendieron en los supermercados locales ha motivado a las autoridades a pedir el miércoles que se devuelvan los productos de las marcas Berry Obsession y Berry Liscious vendidas esta semana en los estados de Queensland, Nueva Gales del Sur y Victoria.

Al menos un hombre ha sido hospitalizado tras ingerir las fresas contaminadas, según el canal 9.

La Asociación de Cultivadores de Fresas de Queensland indicó la víspera en un comunicado que el acto de sabotaje pudo haber sido realizado por un extrabajador.

Jennifer Rowling, representante de esta Asociación, dijo a la cadena ABC que se trata de un «incidente aislado» dado que «solamente una granja ha sido la afectada y las dos marcas provienen de esa granja. Todas las fresas han sido retiradas del mercado».

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Internacional
comentarios estan cerrados

también puedes ver

Alpinista pierde La vida y otro más en estado grave en el Pico de Orizaba

Antonio Hernández/PiñerodelaCueca. Atzitzintla, Pue.- La Tarde de este día Dos alpinistas …