DW. – El objetivo de los más de mil inmigrantes, entre los que hay familias enteras, es llegar a Estados Unidos, que ya ha advertido de que no los dejará pasar, así como las autoridades guatemaltecas y mexicanas.

Un grupo de un millar y medio de migrantes hondureños en dirección a Estados Unidos, a los que cada vez se van uniendo más, llegó a la frontera con Guatemala este domingo (14.10.2018), según organizadores y testigos. Los migrantes, entre los que se encuentran familias enteras, partieron inicialmente el sábado desde la norteña ciudad de San Pedro Sula, días después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llamara a que Centroamérica detuviera la migración hacia su país.

Desde la Embajada de los Estados Unidos en Honduras se mostraron, mediante un comunicado, “seriamente preocupados por la caravana de migrantes que viaja al norte desde Honduras, con falsas promesas de ingresar a los Estados Unidos, hechas por aquellos que buscan explotar a sus compatriotas”. El gobierno de Honduras, en la misma línea, dijo que lamentaba la situación y que los ciudadanos estaban siendo “engañados”.

Sin embargo, el expresidente hondureño Manuel Zelaya, coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre), primera fuerza de oposición en el Parlamento, dijo hoy en la red social Twitter que Estados Unidos “está obligado a dar asilo” a los inmigrantes. Extraoficialmente en Honduras ha trascendido que sectores de oposición política estarían promoviendo la caravana de migrantes a Estados Unidos.

Desde Guatemala, se advirtió de que no se dejaría ingresar a su territorio a quienes no cumplan los requisitos legales. “Guatemala no promueve ni respalda la migración irregular en ninguna de sus formas, por lo tanto rechaza los movimientos organizados con fines ilícitos y que tergiversen la figura de un derecho humano, como es la migración para fines particulares”, dijo el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) en un comunicado.

El gobierno de México emitió una declaración el sábado recordando a los ciudadanos extranjeros que las visas deben solicitarse en los consulados, no en la frontera, y dijo que las reglas de migración “siempre se observaron”. El organizador de la marcha, Bartolo Fuentes, dijo a Reuters que a los participantes no se les ofrecía ni prometían nada, sino que huían de la pobreza y la violencia a sus hogares. Fuentes, exlegislador hondureño, dijo que el grupo había crecido en su camino desde los 1.300 iniciales a unos 1.800. El grupo comenzó a llegar a Nueva Ocotepeque, cerca de la frontera con Guatemala, el domingo. El plan es cruzar Guatemala y llegar a Tapachula en el sur de México para solicitar visas humanitarias que permiten a las personas cruzar el país o obtener asilo, dijo Fuentes.

LGC (Reuters/EFE)/Imagenes y video, varios medios.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Internacional
comentarios estan cerrados

también puedes ver

VINCULAN A PROCESO A TRES SUJETOS POR SU PRESUNTA PARTICIPACIÓN EN LA MUERTE DE CINCO PERSONAS

• Como medida cautelar el juez les dictó un año de prisión preventiva y cuatro meses para …