En tiempos de escasez, es probable que comiencen a surgir dudas sobre si el motor se daña al utilizar un tipo distinto de gasolina al que acostumbramos.

Todo gira en torno a los octanos. De ellos depende el desempeño que un vehículo pueda llegar a tener al usar otro combustible.

Entre más alto sea el número de octanos, la combustión que producirá en el motor será más ligera, por lo que se evitará que el pistón tenga daños que puedan reducir su eficiencia.

La gasolina Premium tiene 92 octanos, mientras que la magna, 87. El primer tipo está recomendado para vehículos deportivos o que impliquen un desempeño mayor.

Al usar un automóvil de alto rendimiento que cambie de Premium a Magna, o al mezclar ambos tipos de combustible, pueden presentarse problemas en los motores de inyección directa.

Esto, al mismo tiempo, ocasionará que disminuya la eficacia de la aceleración.

Lo más recomendable, de acuerdo con el sitio oficial de Petróleos Mexicanos (Pemex) es utilizar el octanaje adecuado en tu motor.

Diferencias con el diésel

La gasolina y el diésel son productos destilados del petróleo crudo, sin embargo, su diferencia radica en la escala de medición: las gasolinas utilizan el octanaje, mientras que el diésel, el índice de cetano.

Pero, es entre los motores donde se genera la gran diferencia, de acuerdo con Pemex:

· Los motores a gasolina necesitan de bujías que son las encargadas de generar la chispa que hace que el combustible se encienda y así arranque el vehículo.

· Los motores a diésel no cuentan con bujías, su funcionamiento consiste en comprimir el combustible hasta que la misma presión genera el calor suficiente para provocar que este se encienda y así arranque el auto.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Economía
comentarios estan cerrados

también puedes ver

España rechaza ‘con firmeza’ carta de AMLO sobre abusos en la Conquista

El Gobierno español respondió este lunes a la carta enviada por el presidente Andrés Manue…