Con 31 votos a favor, de MC, PAN, PRI, PRD, PT y PVEM, el Congreso de Jalisco aprobó endeudar al Estado con 5 mil 250 millones de pesos y refinanciar pasivos vigentes por 19 mil 791.2 millones; 6 legisladores de Morena y un panista se opusieron.

Previamente hicieron pronunciamientos y por mayoría votaron a favor.

El dictamen de Decreto que autoriza al Titular del Poder Ejecutivo del Estado para que en las mejores condiciones del mercado, contrate financiamiento hasta por la cantidad de 5 mil 250 millones de pesos, para destinarlo a inversión pública productiva. Igualmente, llevar a cabo el refinanciamiento y/o reestructura de créditos de la deuda pública directa del Gobierno estatal, hasta por 19 mil 791 millones 274 mil 807 pesos, fue aprobado por 31 votos a favor y siete en contra,  en la segunda sesión extraordinaria del Congreso.

En el dictamen de la iniciativa enviada por el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez se manifiesta que la presente administración gubernamental está comprometida con la implementación de acciones que impulsen una política de inversión y desarrollo económico, que permita el fomento y generación de empleos, además de buscar la consolidación de la infraestructura, rentabilidad social y mejorar la calidad de vida de los jaliscienses.

Por lo tanto, se plantea la obtención de financiamiento público, a efecto de asegurar la ejecución y desarrollo de los siguientes programas de inversión:

Construcción, Reconstrucción y Modernización de 19 tramos carreteros, 2 mil 100 millones de pesos; Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, 800 millones de pesos; Corredores de Movilidad Inteligente en el Área Metropolitana de Guadalajara (intersecciones semaforizadas)  250 millones de pesos; Infraestructura en Telecomunicaciones para los Municipios (Red Jalisco de Internet) 900 millones de pesos y Sistema Integrado de Transporte Colectivo (Peribús), mil 200 millones de pesos.

Posicionamientos

Previo a la votación, el Presidente de la Mesa Directiva del Congreso, Diputado Salvador Caro Cabrera, abrió la discusión del dictamen, mismo que se dio con tres legisladores a favor y tres en contra.

El primero en hacer uso de la voz fue el diputado José de Jesús Hurtado Torres, quien manifestó que los recursos contratados están “inequitativamente distribuidos”, además de que en realidad no son necesarios para las obras señaladas, particularmente se dijo en contra de la distribución de dos mil millones de pesos para remozamiento carretero y el destinado a las plantas de tratamiento de agua.

A favor de la contratación de crédito, la Diputada Mariana Fernández Ramírez aseguró que desde la pasada administración estatal se realizaron obras preparatorias al proyecto del Peribús. Añadió que su fracción estará vigilante de que los recursos económicos se apliquen de la forma más conveniente.

Expuso que durante las comparecencias de los secretarios estatales para explicar detalles del crédito, señalaron la inconveniencia de que la deuda vigente por 19 mil millones de pesos fue renegociada, así como que la propuesta por 5 mil 250 millones se firmara a 20 años.

Por su parte, Claudia Murguía Torres, manifestó que gobernar es una tarea científica, ya que se debe hacer un análisis serio de las consecuencias que tendrán las diferentes decisiones ejecutadas a corto, mediano y largo plazo. Sostuvo que ese ejercicio es precisamente el que realizó el Grupo Parlamentario del PAN, detallando que asistieron a las mesas de trabajo y las comparecencias que se realizaron para analizar la solicitud.

También subió a tribuna para manifestarse en contra la Diputada Norma Valenzuela Álvarez, quien recordó que el hoy gobernador de Jalisco, criticó la solicitud de poco más de tres mil millones de pesos planteada por el entonces titular del Poder Ejecutivo, Emilio González Márquez, para liquidar compromisos de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, sin embargo hoy cae en el mismo error.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuestos, Diputado Ricardo Rodríguez Jiménez, refirió que existe  una ley federal que obliga a los estados y municipios a ser responsables en la definición de adquirir deuda u obligaciones financieras. Añadió que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene un semáforo que permite establecer cuál es la circunstancia de las finanzas públicas y la capacidad de buscar nueva deuda o compromisos de esa naturaleza.

Manifestó la necesidad de invertir en mejorar las carreteras del Estado, por ejemplo, sin esperar más tiempo para iniciar, sino traer los beneficios que esto representa, con un costo financiero. “De lo que se trata es de comprometer los ingresos futuros para hacer actividades de inversión pública”, ya que Jalisco se está colocando como un polo de desarrollo.

Con el nuevo financiamiento, se permitirá que en los próximos meses Jalisco esté invirtiendo 15 mil 450 millones de pesos. Además, se estableció la obligación de que el Ejecutivo remita al Congreso una evaluación de impacto, es decir, pruebas con indicadores  de las soluciones a los problemas, así como  que notifique cada seis meses el avance  de las obras.

Concluyó el Diputado Rodríguez Jiménez al manifestar que la aprobación de contratar el crédito es una decisión responsable porque “nos trae al presente beneficios futuros que en mucho nos van a ayudar, sobre todo en un momento de incertidumbre como la que tenemos a nivel nacional”.

La posición de los diputados de Morena en el Congreso de Jalisco se pronunciaron ante la aprobación del endeudamiento de Jalisco:

El problema de la deuda no es el monto de la deuda ¡es el costo del servicio de deuda!.

La deuda que se pretende contratar, junto con el refinanciamiento, suman en total 25 mil millones de pesos, a un plazo máximo de 25 años, sin contar años de gracias y otro beneficios, se pagarían en promedio mil millones de pesos aproximadamente cada año de capital, que es menos del 1% del total del presupuesto anual.

Lo que resulta increíble es que aunque sean las mejores condiciones del Mercado financiero, es que vamos a pagar una tasa indexada, mas la tasa de interés interbancario de Equilibrio es decir al día de hoy es casi el 9 por ciento anual lo que conlleva a tener un gasto financiero del pago de deuda de más de dos mil millones de pesos al año solamente de intereses y gastos financieros, sumado por supuesto las amortizaciones a capital.

Estamos previendo que Jalisco pagara más de 65 mil millones de pesos si las condiciones financieras se mantienen como hasta el día de hoy. Al final del crédito, la mitad del presupuesto de este año serán las obras más caras de la historia de Jalisco y no por su costo en si sino por los servicios financieros del pago de deuda.

3.- Las obras a las que se destina el crédito serán inexistentes al terminar de pagarlas.

Se piden cinco mil 250 millones de pesos para utilizarse en carreteras, en plantas tratadoras, en la red Jalisco de conectividad, en semáforos y el peri-bus es decir en inversión pública productiva, pero ninguna de ellas; ni las carreteras; ni las plantas tratadoras; ni la conectividad; tienen vida útil ni durarán el plazo del pago de la deuda.

Ejemplo de ello las plantas tratadoras que según el experto afirmó en su presentación que tienen una duración de 20 años y la tecnología de la red y los semáforos de 5 años o a más tardar en 10 años para que se vuelva obsoleta.

Para realizar estos gastos, la primera estrategia tendría que haber sido eficientar el gasto público, observar los ingresos ordinarios y buscar cómo reordenarlos para hacer más efectiva la inversión, pero lo más fácil para nuestras autoridades es “ir a la deuda”, solo que en esta ocasión la deuda tendrá una duración mayor que los bienes y servicios que se pretenden adquirir, y en eso no podemos estar de acuerdo.

Ninguna de estas obras justifica la necesidad de ir a un endeudamiento, si son tan imprescindibles, deberán de buscarse a través de la eficiencia del ingreso y del gasto, por qué justificar una deuda con objetos de bienestar y desarrollo económico o social, o peor aún, afirmando que las obras carreteras van a favorecer la pacificación de nuestro estado cuando con el plazo establecido se estará pagando más del doble por ellas, y al concluir el pago ni siquiera existirán o serán inútiles para cualquier desarrollo comunitario.

La deuda pública para obras o servicios debe estar planeada para que produzca sus ingresos y mantenimiento para hacerla sostenible, que el proyecto de inversión no vaya a causar más gastos a futuro, como el mantenimiento de carreteras o el costo anual de las plantas tratadoras que además de su costo inicial seguirán siendo una carga para las finanzas públicas, por eso en la actualidad de 219 plantas tratadoras, solo, solo funcionan 74.

4.- Falsedad en la justificación de la deuda.

Todos los funcionarios nos afirman que las finanzas de Jalisco están sanas para la contratación de deuda, “que el indicador” dice que el Estado cumple con los requerimientos para ser sujeto de deuda, que estamos bajo los parámetros de la deuda pública general y que no perjudicamos las calificaciones del Estado, “lo que no nos dicen” es que pagaremos más del doble, que imposibilitaremos al estado a ir a un real financiamiento en caso de una urgencia, que el costo financiero de la deuda supera en mucho, el costo real de las obras y servicios, esto también es corrupción, y afirmar que de no sujetarse a lo que dice la “mayoría legislativa” es una mediocridad, cuando la mediocridad es NO ser austeros en el gasto público y acudir a la solución más fácil que es la contratación de deuda.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más Por Redacción
Load More In Gobiernos Municipales
comentarios estan cerrados

también puedes ver

Gobierno del Estado entrega módulos de maquinaria a productores y a campesinos de Jalisco.

Esta mañana se llevo a cabo la entrega de maquinaria agricola del programa “A Toda M…