Connect with us

OPINION

«Me los voy a chingar a todos»

Published

on

Texto con la autorización y autoría de: Irving Gatell

«Me los voy a chingar a todos»

Un capitalista que no entiende cómo funciona el Capitalismo y cree que todo se reduce a quedarse con el dinero. Si le va bien, logrará construir un negocio o una economía semi-feudal. Algo así como lo que pasa con muchos empresarios mexicanos.

«Para vender mi producto, necesito que la mayor cantidad de gente tenga dinero»

Un capitalista que entiende cómo funciona el Capitalismo y sabe que su propia prosperidad está ligada, inequívocamente, a la prosperidad colectiva. Algo así como lo que pasa con muchos empresarios holandeses, daneses o suecos.

«Si voy a seguir jodido, que se jodan a todos»

Un socialista que no entiende cómo funciona el Capitalismo y opina o decide desde su resentimiento social. Nunca se le ha ocurrido que la mejor opción es igualar condiciones de vida hacia arriba, no hacia abajo. Algo así como los militantes socialistas en América Latina.

«La mejor manera de financiar la seguridad social es con una economía de Libre Mercado sólida y competitiva»

Un capitalista que entiende que los mejores ideales del Socialismo sólo se logran desde el Capitalismo, y le apuesta a un estado compacto y fuerte con alta visión social. Algo así como los gobiernos de Holanda, Dinamarca y Suecia.

«Me los voy a chingar a todos»

Un socialista que entiende cómo funcionan los regímenes socialistas, y sabe que la única prosperidad posible es la suya propia a partir de pisotear, hundir y aplastar a los demás. Algo así como los gobiernos de Cuba, Venezuela, el peronismo en Argentina, y el masismo de Bolivia.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

ESPECIALES

Hoy nos Toca

#OpiniónEnRed #HoyNosToca #Pepenadores #JesúsFranciscoRamírezBañuelos Hoy nos Toca…hablar del problema de los pepenadores en Guadalajara

Published

on

por Jesús Francisco Ramírez Bañuelos

Twitter: @ramirezbanuelos

A veces, pasamos por alto situaciones cotidianas elementales pero que cuando no funcionan adecuadamente son muy problemáticas. Hoy nos toca… hablar del problema de los pepenadores en Guadalajara.

En las semanas pasadas implosionó un problema que estaba latente desde hacía meses en Guadalajara: la recolección de la basura. Durante algún tiempo, se había venido hablando del cierre del tiradero de Laureles y el paulatino traslado de los residuos al vertedero de Picachos.

Sin embargo, por diversas presiones las autoridades habían mantenido en funcionamiento el tiradero de Laureles. Ahora, la decisión ha sido adoptada por las autoridades municipales de Zapopan, Guadalajara y Tonalá. El cierre de Laureles es definitivo.

La apuesta de los gobiernos municipales es utilizar al máximo el tiradero de Picachos, ubicado en Zapopan en la carretera a Colotlán. El problema es que esta decisión fue tomada sin considerar los intereses de los pepenadores.

Fuente: Gobierno de Jalisco/Prensa

¿Quiénes son y qué hacen los pepenadores?

Los pepenadores realizan una función fundamental para que la vida de los tapatíos transcurran lo más organizada posible en el tratamiento de la basura. Son esas personas que no vemos, pero que sin su ayuda tendríamos un grave problema de salud pública.

Los pepenadores hacen lo que muchos de nosotros no hacemos en nuestras casas. Ellos separan la basura, una vez que esta llega a los tiraderos municipales.

¿Te imaginas que salieras de tu casa y vieras la basura que produces en tu hogar esparcida en las calles? ¿O que al cruzar una calle recibieras los olores fétidos de putrefacción de los alimentos que desechan los restaurantes y comercios? Eso no ocurre en gran parte debido a la actividad de los pepenadores, quienes realizan una labor que impactan en la salud pública de nuestra ciudad.

No se sabe cuántas personas trabajan como pepenadores en la ciudad. La autoridad calcula que pueden ser alrededor de mil personas. Aunque los líderes de los pepenadores refieren que son cerca de cuatro mil.

¿Qué problema hay entonces con la reubicación de los tiraderos de basura en Guadalajara?

Fundamentalmente, el conflicto surgió cuando las autoridades tomaron decisiones políticas sin considerar la opinión, intereses y recursos de los pepenadores. El anuncio del traslado a Picachos ocasionó una molestia en los líderes de los pepenadores por no ser tomados en cuenta.

El conflicto escaló al punto de que los pepenadores hicieron un plantón frente al palacio de Gobierno en el centro de Guadalajara e incluso algunos pepenadores fueron detenidos.

Los pepenadores se quejan de que la ubicación de Picachos es muy lejana a sus hogares y les implicará un traslado diariamente de cerca de dos horas.

Cualquier decisión política conlleva un análisis de las consecuencias sociales, económicas y ambientales que traerá. Pero, en este caso la queja que se tiene frente a la reubicación del tiradero, aparentemente, podría haber sido evitada con el diálogo con los pepenadores para llegar a acuerdos mutuos antes de implementar unilateralmente la decisión.

No se cuestiona la necesidad del cierre de Laureles, si no la falta de comunicación con los actores involucrados.

Una cosa es cierta, Guadalajara no podría vivir un solo día sin pepenadores.

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com