Connect with us

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Eclipse de Luna de Fresa mañana 5 de junio

Published

on

La «Luna de Fresa«, evento astronómico también llamado eclipse prenumbral, se levantará en la noche del viernes 5 de junio y no, no se verá roja como una fresa; sin embargo, será muy grande, toda la duración del eclipse será de 3 horas, 18 minutos y 13 segundos; y será visible en gran parte de Europa, Asia, Australia y algunas partes de Amércia del Sur.

Esta Luna de Fresa se podrá ver los días 5 y 6 de junio. El satélite entrará en categoría de eclipse penumbral, sin embargo no será visible en todo el continente americano, el eclipse solo se podrá ver en la región del sur, mientras que en países del norte, como México, no se podrá admirar el eclipse.

Parte de nuestro país, así como Brasil, África occidental y la mayor parte de Europa, verán el eclipse en marcha a la salida de la luna el viernes por la tarde, mientras que el resto de África y la mayor parte de Asia verán la totalidad del eclipse.

Por otro lado, para los que se encuentran en estas zonas, el Virtual Telescope Project hará una transmisión en vivo del evento lunar desde Italia, sobre el horizonte de Roma.

A diferencia del enrojecimiento dramático de la Luna visto cuando se desliza a través de la umbra de la Tierra, los eclipses penumbrales son más sutiles: a lo sumo será posible ver un ligero sombreado en la extremidad sur de la Luna al atravesar la zona de penumbra que proyecta la Tierra, y tendrá una apariencia de color té, en lugar de su habitual tono blanco perlado.

Según explicó la NASA,  fueron las tribus algonquin de nativos norteamericanos las que denominaron «Luna de Fresa» a este evento. «El nombre proviene de la temporada relativamente corta para cosechar fresas en el noreste de los Estados Unidos», explicó la agencia espacial, y agregó que «un antiguo nombre europeo para esta luna llena fue ‘Luna de Aguamiel‘ o ‘Luna de Miel‘».

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El primer rascacielos flotante del mundo se va a construir así.

#CienciaEnRed #YMG Para Clouds Architecture Office, una empresa conocida por maximizar el espacio a través de la luz, el futuro de la arquitectura empieza por imaginar el primer rascacielos flotante del mundo.

Published

on

Ciudad de México/ 25 de mayo de 2022. –  Los socios de la empresa, Masayuki Sono y Ostap Rudakevych, explican el proceso de su último esfuerzo conceptual como una reflexión sobre la forma histórica de las estructuras: «Cuando dimos un paso atrás y observamos el amplio espectro de la arquitectura durante un largo periodo, incluso remontándonos a sus orígenes, descubrimos una clara tendencia. Los edificios son cada vez más altos, más finos y ligeros«, dice Sono.

Para llegar al cielo se necesita considerar el pasado (y no nada más una escalera grande). Rudakevych explica que los humanos prehistóricos vivían cerca del suelo, incluso bajo tierra: «Con el tiempo acumulamos conocimientos de construcción que nos permitieron construir estructuras más altas: pirámides, estupas, pagodas y catedrales», dice. Al mismo tiempo, los desarrollos aéreos permitieron nuestros primeros pasos fuera de la tierra: el primer globo aerostático en París en 1783, el primer vuelo a motor en Carolina del Norte en 1903, incluso la Era Espacial. El futuro, al parecer, tiende hacia arriba: «Al abandonar la superficie podemos permitir que nuestro planeta se cure a sí mismo: No serán necesarias las autopistas de cemento muertas ni las aglomeraciones urbanas de concreto en expansión que ahogan la superficie de la Tierra», explica Sono.

 Los socios de la empresa, Masayuki Sono y Ostap Rudakevych, explican el proceso de su último esfuerzo conceptual como una reflexión sobre la forma histórica de las estructuras: «Cuando dimos un paso atrás y observamos el amplio espectro de la arquitectura durante un largo periodo, incluso remontándonos a sus orígenes, descubrimos una clara tendencia. Los edificios son cada vez más altos, más finos y más ligeros«, dice Sono.

Para llegar al cielo se necesita considerar el pasado (y no nada más una escalera grande). Rudakevych explica que los humanos prehistóricos vivían cerca del suelo, incluso bajo tierra: «Con el tiempo acumulamos conocimientos de construcción que nos permitieron construir estructuras más altas: pirámides, estupas, pagodas y catedrales», dice. Al mismo tiempo, los desarrollos aéreos permitieron nuestros primeros pasos fuera de la tierra: el primer globo aerostático en París en 1783, el primer vuelo a motor en Carolina del Norte en 1903, incluso la Era Espacial. El futuro, al parecer, tiende hacia arriba: «Al abandonar la superficie podemos permitir que nuestro planeta se cure a sí mismo: No serán necesarias las autopistas de cemento muertas ni las aglomeraciones urbanas de concreto en expansión que ahogan la superficie de la Tierra», explica Sono.

Cloud City, una propuesta de viviendas provisionales tras un huracán, es un proyecto igualmente especulativo que tiene sus raíces en la investigación de catástrofes reales. Tras el Katrina, la mitad de los habitantes de Nueva Orleans se vieron desplazados y dispersos: «Sus comunidades se desintegraron, lo que impidió que los residentes participaran en las decisiones sobre la reconstrucción y ralentizó la recuperación económica de Nueva Orleans», explica Sono. La intención de Cloud City era mantener las comunidades unidas mediante la suspensión directamente sobre sus ciudades.

Fue la especulación, apoyada por la investigación, lo que permitió a Clouds AO desarrollar proyectos innovadores. Uno de ellos es su propuesta de la Casa de Hielo de Marte, un hábitat impreso en 3D construido a partir de hielo de agua recogido en Marte. Cuando la NASA contrató a la empresa para desarrollar el proyecto con su propio equipo de ingenieros, la especulación como práctica de diseño quedó validada para Sono y Rudakevych, que abordan todos sus proyectos —con o sin fundamento— con la misma ética: «No operamos basándonos en convenciones asumidas», dice Rudakevych. «Encontramos la pregunta clave que dará energía al espíritu latente en la forma».

Mientras continúa la carrera por el rascacielos más alto, Clouds AO ve otro camino hacia el progreso, posiblemente a través del trabajo especulativo de imaginar otra manera: «Soñar lleva a cambios de paradigma que abren las puertas a nuevas posibilidades para la humanidad», dice Rudakevych. Y  el primer rascacielos flotante del mundo definitivamente suena a una un cambio completo de paradigma.

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com