Connect with us

ESTADOS

OMS hace cambios en el protocolo para el uso de tapabocas (Mascarillas).

Published

on

La OMS también emitió nuevas directivas respecto a la composición de las máscaras de tejido no médico, advirtiendo que deben constar de, al menos, tres capas de material diferente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este viernes (05.06.2020) que en lugares con transmisión generalizada de coronavirus todas las personas que no puedan mantener con otras la distancia de dos metros, como por ejemplo en el transporte público, tiendas o espacios cerrados con mucha gente, utilicen mascarillas o tapabocas de tela.   

En una actualización de su guía de consejos sobre este elemento de protección, la organización considera que a medida que los países van levantando las medidas de confinamiento y las restricciones de movimiento es necesario que las personas las utilicen para protegerse en situaciones en las que no se puede aplicar la distancia social recomendada.  

Antigua recomendación

Hasta ahora, la OMS solo recomendaba –según su guía del pasado 6 de abril– el uso de mascarillas para la gente que atendía a personas potencialmente contaminadas, o que tenían tos o estornudos; así como para el personal sanitario.  

«Los Gobiernos deberían alentar a la ciudadanía a portar mascarilla cuando hay una transmisión generalizada [del coronavirus] y es difícil establecer un distanciamiento social, como sucede en el transporte público, en tiendas o en otros lugares concurridos o confinados», indicó el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

«En áreas con transmisión comunitaria, aconsejamos que las personas mayores de 60 años, o aquellas con condiciones de salud subyacentes, utilicen una máscara médica en situaciones donde el distanciamiento físico no es posible», agregó.

«Las máscaras, por sí solas, no protegen de la COVID-19»

Tedros subrayó que las máscaras eran solamente una parte de una estrategia eficaz para suprimir el virus y podían llevar a la gente a una falsa sensación de seguridad. Dijo que no reemplazaban el distanciamiento físico ni la higiene de las manos. 

«Las máscaras, por sí solas, no protegen de la COVID-19», precisó en una conferencia de prensa virtual. «Encontrar, aislar, realizar pruebas y cuidar cada caso. Luego rastrear y poner en cuarentena a todos los contactos. Eso es lo que sabemos que sí funciona. Esa es la mejor defensa de cada país contra la COVID-19», añadió.

Mascarilla de tela

La experta del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, April Beller, explicó a Efe que hay nuevas evidencias científicas (a partir de investigaciones de las universidades de Stanford y Colorado) sobre las máscaras de tela, los diversos materiales de los que puede estar hechas y el nivel de protección que confieren.  

Beller explicó que lo ideal es combinar las telas y que la mascarilla tenga tres capas, utilizando el material más absorbente (por ejemplo, el algodón) más cerca de la boca, lo que hará que, si se tose, las gotas de saliva se queden allí.  

La guía orientativa de la OMS recalca que no todas las máscaras de tela tienen la misma calidad de filtración, uno de los factores determinantes para su efectividad.  Los materiales a considerar en la fabricación de una mascarilla eficaz son el polipropileno, el algodón y el poliéster, y la celulosa y la seda como últimas alternativas.  

«La distancia es la mejor prevención que existe. Si no es posible, ¿por qué la tela? Porque las mascarillas quirúrgicas deben ser guardadas para el personal sanitario», dijo Beller.   

Una excepción debe ser hecha para las personas de más de 60 años o que padecen enfermedades crónicas, a quienes ahora la OMS también recomienda el uso de mascarillas médicas.  

La mascarilla de tres capas

Así, Beller explicó que lo ideal es combinar las telas y que la mascarilla tenga tres capas, utilizando el material más absorbente (por ejemplo, el algodón) más cerca de la boca, lo que hará que, si se tose, las gotas de saliva se queden allí. Por fuera debería ir el material más repele el agua, como el poliéster, mientras que como filtro (al medio) se podría utilizar el polipropileno, que es el material que se utiliza en las mascarillas quirúrgicas.  

En muchos países las mascarillas más utilizadas son las de algodón hechas de manera artesanal, sea porque las mascarillas quirúrgicas escasean, porque están reservadas para el personal médico o porque resultan más baratas.  

Utilizarlas es mejor que nada, pero el problema que tienen es que «absorben mucho el agua, así que cuando se mojan hay que cambiarlas porque pueden estar contaminadas», mencionó Beller.  

Reglas 

Las reglas para la utilización las mascarillas son tan importantes como el material del que estén hechas: hay que lavarse o desinfectar las manos antes de colocarlas, y si se usan por poco tiempo -por ejemplo, para un trayecto en autobús- pueden ser guardadas en una bolsa de plástico para volverlas a utilizar luego.  

Lo recomendable es lavarlas todos los días, idealmente a 60 grados y, si esto no es posible, a mano, con agua, desinfectándolas un minuto con cloro y enjuagándolas muy bien a continuación.  

Otro aspecto a tener en cuenta es que si están muy estiradas, no funcionan; que deben cubrir nariz, boca y mentón, y que deben estar bien pegadas al rostro por todos los lados.  

FEW (AFP, EFE)

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

ESTADOS

(Video)Mueren dos canadienses en ataque en hotel Xcaret

Published

on

Cancún, México.- Dos muertos y un herido, todos de origen canadiense, dejó este viernes un tiroteo ocurrido al interior de un hotel ubicado en el balneario mexicano de Playa del Carmen, informaron fuentes oficiales.

El secretario de Seguridad Pública del estado de Quintana Roo, Lucio Hernández Gutiérrez, confirmó en redes sociales que los disparos se dieron tras una discusión entre huéspedes.

«Derivado del reporte de disparos de arma de fuego en el interior del hotel Xcaret, se informa de tres personas lesionadas, derivado de una discusión entre huéspedes del hotel», apuntó Hernández Gutiérrez en un primer mensaje.

Posteriormente indicó que en los «deplorables acontecimientos» del hotel Xcaret, «los tres lesionados fueron traslados de inmediato al hospital, en donde lamentablemente uno fallece» y agregó que «los tres huéspedes son de origen canadiense».

Horas más tarde, la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informó en Twitter que un segundo canadiense, ingresado en el hospital, también había fallecido.

Sobre la primera persona que perdió la vida, la Fiscalía dijo «contaba con antecedentes delictivos: tráfico de drogas, uso falso de identidad, entre otros», al tiempo que confirmó «el deceso de otra persona que resultó lesionada», quien también tenía un «historial criminal» en su país.

El responsable de la seguridad en el estado publicó un tercer mensaje con imágenes de uno los responsables, quien empuñaba un arma y dijo que fue quien disparó contra los huéspedes canadienses.

Autoridades policiales mantienen el llamado código rojo vigente en toda la zona norte de Quintana Roo para intentar localizar al agresor, en el despliegue participan la Guardia Nacional, Ejército mexicano y las corporaciones locales.

Hasta el momento, los tres turistas canadienses involucrados en el enfrentamiento armado solo han sido identificados como Jessica, de 29 años, y Thomas y Robert, ambos de 34 años, el primero perdió la vida mientras era trasladado en ambulancia y el segundo murió en el hospital.

Sobre ambos fallecidos, la Fiscalía dijo previamente en un comunicado que «de acuerdo a información de la policía canadiense, se tiene conocimiento que este sujeto contaba con un largo historial  relacionado con robos, drogas, armas, delitos contra la propiedad -entre otros- en aquel país.

A pesar de la presencia del nuevo «batallón de seguridad turística», integrado por unos MIL 500 agentes que se desplegaron a principios de diciembre desde Cancún hasta Tulum, este es el último episodio de la ola violencia que afronta el Caribe mexicano que el Gobierno federal ha atribuido a choques de narcotraficantes.

A principios de noviembre de 2021 un grupo armado irrumpió en una playa de Bahía Petempich, una zona exclusiva del municipio de Puerto Morelos, del estado de Quintana Roo, y mató a dos presuntos miembros de un grupo rival.

En octubre, un tiroteo en un restaurante del balneario de Tulum -uno de los sitios más de moda del Caribe mexicano- dejó dos turistas extranjeras muertas y otros tres heridos.

Mientras que apenas el pasado 13 de enero de este año se registró un ataque armado en plena entrada de la zona arqueológica de Tulum que dejó como saldo una persona muerta y un menor de edad con heridas de bala.

México vivió en 2021 otro año violento con 33.308 homicidios dolosos y distintas masacres que azotaron el país y lo tiñeron de rojo pese al ligero descenso de casos frente al año anterior.

Según los datos oficiales presentados por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), México registró 33.308 homicidios dolosos el pasado año, un 3,6 % a los 34.554 asesinatos de 2020.

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com