Connect with us

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La NASA vigila una “abolladura” del campo magnético de la Tierra en Sudamérica

Published

on

Una desconcertante actividad en el campo magnético de la Tierra está siendo estudiada de cerca por la NASA. Han detectado una especie de abolladura en una sección ya conocida del campo que se conoce como Anomalía del Atlántico Sur (SAA). Ésta se encuentra sobre Sudamérica y el sur del océano Atlántico.

Los investigadores temen que esta abolladura interfiera en el funcionamiento de los satélites. El campo magnético de la Tierra actúa como un escudo protector alrededor del planeta, repeliendo y atrapando las partículas cargadas del Sol, pero en la SAA no las repele como el resto del campo.

La NASA cree que la radiación de partículas en esta región puede dañar las computadoras a bordo e interferir con la recopilación de datos de los satélites que la atraviesan. Es por ello que están estudiando a fondo SAA y los cambios que esta produce en los campos magnéticos de la Tierra y cómo afectan la atmósfera de la Tierra.

Una de las preocupaciones de los científicos de la NASA es que la SAA, no sólo se ha seguido debilitando, sino que está expandiéndose hacia el poniente. Pero, lo más llamativo es que se está dividiendo. Los datos más recientes muestran que hay una bifurcación que ha dado como resultado dos lóbulos que pudieran significar desafíos adicionales para las misiones satelitales, indicaron en un informe.

La agencia espacial norteamericana ha volcado sus esfuerzos para entender lo que ahí ocurre y cómo afectaría. Para ello, han destinado grandes equipos de investigación científica en las áreas de geomagnética, geofísica y heliofísica para observar y modelar la SAA.

Aunque el campo magnético de la Tierra está influenciado también por elementos externos, la mayor parte de su actividad proviene del núcleo. “El campo magnético es en realidad una superposición de campos de muchas fuentes actuales“, dijo Terry Sabaka, geofísico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

El SAA observado también se puede interpretar como una consecuencia del debilitamiento del dominio del campo de dipolos en la región”, indicó Weijia Kuang, geofísica y matemática del Laboratorio de Geodesia y Geofísica de Goddard. “Más específicamente, un campo localizado con polaridad invertida crece fuertemente en la región SAA, lo que hace que la intensidad del campo sea muy débil, más débil que la de las regiones circundantes”.

La SAA es producto de procesos que ocurren en la Tierra, pero sus efectos pueden traspasar nuestra atmósfera. La región puede ser peligrosa para los satélites en órbita terrestre baja que la atraviesan. Si un satélite es impactado por un protón de alta energía, puede provocar un cortocircuito y provocar un evento llamado trastorno de evento único o SEU.

Los satélites podrían fallar si el campo magnético de la Tierra no cumple su función protectora. Actualmente, como se sabe de la SAA, los operadores suelen apagar los componentes no esenciales cuando los satélites deben atravesar esta área. Pero algunas misiones tripuladas podrían verse afectadas por niveles más altos de radiación.

“Un estudio, dirigido por la heliofísica de la NASA Ashley Greeley como parte de su tesis doctoral, utilizó dos décadas de datos de SAMPEX para mostrar que la SAA se está desplazando lenta pero constantemente en dirección noroeste. Los resultados ayudaron a confirmar los modelos creados a partir de mediciones geomagnéticas y mostraron cómo cambia la ubicación del SAA a medida que evoluciona el campo geomagnético“, informó la NASA.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Un Cohete de SpaceX en curso de colisión con la Luna.

Un cohete lanzado por la compañía de exploración espacial de Elon Musk está en camino de estrellarse contra la luna y explotar.

Published

on

Por Georgina Rannard
BBC News

Un cohete lanzado por la compañía de exploración espacial de Elon Musk está en camino de estrellarse contra la luna y explotar.

El propulsor Falcon 9 se lanzó en 2015, pero después de completar su misión, no tenía suficiente combustible para regresar a la Tierra y, en cambio, permaneció en el espacio.

El astrónomo Jonathan McDowell le dijo a BBC News que será la primera colisión incontrolada de un cohete con la luna.

Pero los efectos serán menores, dice.

El cohete fue abandonado en órbita alta hace siete años después de completar una misión para enviar un satélite meteorológico espacial en un viaje de un millón de millas.

Era parte del programa de exploración espacial de Musk, SpaceX, una compañía comercial que en última instancia tiene como objetivo que los humanos vivan en otros planetas.

Desde 2015, el cohete ha sido atraído por diferentes fuerzas gravitatorias de la Tierra, la Luna y el Sol, lo que hace que su camino sea algo «caótico», explica el profesor McDowell del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian con sede en EE. UU.

«Ha estado muerto, simplemente siguiendo las leyes de la gravedad».

Se ha unido a millones de otras piezas de basura espacial: maquinaria desechada en el espacio después de completar misiones sin suficiente energía para regresar a la Tierra.

«A lo largo de las décadas, ha habido tal vez 50 objetos grandes de los que hemos perdido totalmente la pista. Esto puede haber sucedido muchas veces antes, simplemente no nos dimos cuenta. Este sería el primer caso confirmado», dice el profesor McDowell.

La desaparición proyectada de Falcon 9 fue identificada por el periodista Eric Berger en el sitio web espacial Ars Technica y por el analista de datos Bill Gray en su blog .

La colisión está prevista para el 4 de marzo, cuando el cohete explotará al hacer contacto.

«Básicamente es un tanque de metal vacío de cuatro toneladas, con un motor de cohete en la parte trasera. Entonces, si te imaginas arrojarlo a una roca a 5,000 millas por hora, no será feliz», dice el profesor McDowell.

Dejará un pequeño cráter artificial en la superficie de la luna.

Bill Gray, que usa software para rastrear objetos espaciales cercanos a la Tierra, proyecta que hizo un sobrevuelo cercano el 5 de enero. El 4 de marzo es probable que golpee el otro lado de la luna, dice.

En 2009, el profesor McDowell y otros astrónomos realizaron un experimento en el que un cohete de tamaño similar se estrelló contra la luna. Los sensores reunieron evidencia de la colisión para poder estudiar el cráter.

Eso significa que es poco probable que los científicos aprendan algo nuevo de este accidente, explica el profesor McDowell.

Agrega que si bien no hay consecuencias ahora para los desechos espaciales que se dejan a la deriva y ocasionalmente se estrellan, podría haberlas en el futuro:

«Si nos adentramos en el futuro donde hay ciudades y bases en la luna, queremos saber qué hay ahí fuera. Es mucho más fácil organizarlo cuando hay tráfico lento en el espacio, en lugar de esperar hasta que sea un problema».

¿Y qué pasa entre ahora y el 4 de marzo? Bueno, el cohete continuará siguiendo las leyes de la gravedad, atravesando el espacio, antes de que termine sus días chocando contra la luna.

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com