Connect with us

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Llega al ISSSTE «La Luchy Robotina» primera robot humanoide  al servicio de pacientes en área bde COVID-19.

Published

on

• El CMN “20 de Noviembre” es el primer hospital de México y Latinoamérica en incorporar un ente de inteligencia artificial a estrategias de salud psicológica y neuropsicológica.

• Es un gran avance para al Instituto y un ejemplo de la capacidad de respuesta del personal ante los retos de salud mental en la pandemia, afirmó el Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.

• De tecnología mexicana, se desplaza hasta las camas de los pacientes; su sistema de Telepresencia permite a profesionales interactuar con enfermos y familiares al mismo tiempo y dar consulta a distancia de manera eficaz y segura.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) incorporó en el Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre” a la coterapeuta “LaLuchy Robotina”, primera robot humanoide integrada a servicios de salud mental en secciones COVID-19 en México y Latinoamérica, informó la psicóloga, neuropsicóloga y autora del protocolo científico de asistencia robótica, Lucía Ledesma Torres.

El Director General del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, destacó que la incorporación de esta robot es un gran avance para el Instituto y ejemplo de la capacidad de respuesta del personal de salud en momentos de contingencia, ante los retos de contener el sufrimiento emocional de pacientes y familiares en áreas COVID-19 sin riesgo de contagio y manteniendo la calidez en el servicio, prioridad del Gobierno de México.

“LaLuchy” humanoide es de tecnología mexicana, mide 1.40 metros de altura, puede ser operada y recibir instrucciones por WiFi desde cualquier parte del hospital o fuera de éste, posee desplazamiento asistido con sensores de proximidad, un aditamento para esquivar obstáculos en su tránsito y un sistema de reconocimiento de personas mediante visión por computadora.

Su funcionamiento coloca a la vanguardia al equipo de Psicología, Psiquiatría, Paidopsiquiatría y Neuropsicología de este nosocomio y lleva su programa de coterapeutas robóticos implementado desde inicio de la pandemia con los minirobots “Davinchito Robotino”, “Zeus”, “Covidia Robotina” y las Robotinas “Camelia” y “Consejina”, al nivel de la inteligencia artificial, afirmó la Dra. Lucía Ledesma.

La robot está equipada con un módulo de entrenamiento de relajación para pacientes con sintomatología de ansiedad. En el caso de enfermos cuya consulta requiere mayor privacidad, cuanta con la opción de audífonos desechables.

Puede desplazarse por los pasillos hasta la cama de cada uno de los pacientes de Secciones COVID, con su voz robótica diciendo: Hola, soy “LaLuchy Robotina”, les anuncia que hará un enlace con los especialistas a través de su sistema de Telepresencia.

“Con la Telepresencia podemos realizar intervenciones de apoyo psicológico y rehabilitación neurológica a pacientes internados, hacer enlaces con sus familiares para reforzar sus vínculos afectivos y reducir el estrés por el aislamiento, así como interacciones de profesionales de salud mental con el resto del equipo multidisciplinario involucrado con el tratamiento de cada paciente”, puntualizó Lucía Ledesma Torres.

Añadió que este sistema “es muy importante por la alta complejidad que a veces tienen las intervenciones que realizamos, son pacientes en crisis, deprimidos, con síntomas de ansiedad y angustia y tenemos que aplicar instrumentos neuropsicológicos”.

Destacó que la incorporación de “LaLuchy” sumada al trabajo de los minirobots, permitirá ampliar la cobertura de pacientes atendidos y reducir el tiempo en que se hace la valoración de salud mental en todas las áreas COVID-19 del CMN “20 de Noviembre” al pasar de una semana a uno o dos días.

Toda esta información puede grabarse y guardarse. Una vez que hemos concluido nuestras intervenciones “LaLuchy” se encarga de hacer una síntesis cuyas notas podemos subir al expediente electrónico de cada paciente, concluyó la especialista.

Este innovador protocolo de salud mental COVID-19 asistido por robot humanoide resulta de la colaboración entre la doctora Lucía Ledesma Torres del CMN “20 de Noviembre”, autora intelectual de las intervenciones asistidas con robots en materia de salud mental e implementadora; Roomie IT Services (líder en desarrollo de robótica humanoide en México), GPS Gerencia de Proyectos y Sistemas Constructivos (desarrolladora de proyectos para la industria de telecomunicaciones), Neurociencias30dias, revista digital de divulgación neurocientífica, Centro Especializado en Psicología de la Salud vinculado a procedimientos de vanguardia en salud mental; AWS Amazon Web Services e Intel.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El primer rascacielos flotante del mundo se va a construir así.

#CienciaEnRed #YMG Para Clouds Architecture Office, una empresa conocida por maximizar el espacio a través de la luz, el futuro de la arquitectura empieza por imaginar el primer rascacielos flotante del mundo.

Published

on

Ciudad de México/ 25 de mayo de 2022. –  Los socios de la empresa, Masayuki Sono y Ostap Rudakevych, explican el proceso de su último esfuerzo conceptual como una reflexión sobre la forma histórica de las estructuras: «Cuando dimos un paso atrás y observamos el amplio espectro de la arquitectura durante un largo periodo, incluso remontándonos a sus orígenes, descubrimos una clara tendencia. Los edificios son cada vez más altos, más finos y ligeros«, dice Sono.

Para llegar al cielo se necesita considerar el pasado (y no nada más una escalera grande). Rudakevych explica que los humanos prehistóricos vivían cerca del suelo, incluso bajo tierra: «Con el tiempo acumulamos conocimientos de construcción que nos permitieron construir estructuras más altas: pirámides, estupas, pagodas y catedrales», dice. Al mismo tiempo, los desarrollos aéreos permitieron nuestros primeros pasos fuera de la tierra: el primer globo aerostático en París en 1783, el primer vuelo a motor en Carolina del Norte en 1903, incluso la Era Espacial. El futuro, al parecer, tiende hacia arriba: «Al abandonar la superficie podemos permitir que nuestro planeta se cure a sí mismo: No serán necesarias las autopistas de cemento muertas ni las aglomeraciones urbanas de concreto en expansión que ahogan la superficie de la Tierra», explica Sono.

 Los socios de la empresa, Masayuki Sono y Ostap Rudakevych, explican el proceso de su último esfuerzo conceptual como una reflexión sobre la forma histórica de las estructuras: «Cuando dimos un paso atrás y observamos el amplio espectro de la arquitectura durante un largo periodo, incluso remontándonos a sus orígenes, descubrimos una clara tendencia. Los edificios son cada vez más altos, más finos y más ligeros«, dice Sono.

Para llegar al cielo se necesita considerar el pasado (y no nada más una escalera grande). Rudakevych explica que los humanos prehistóricos vivían cerca del suelo, incluso bajo tierra: «Con el tiempo acumulamos conocimientos de construcción que nos permitieron construir estructuras más altas: pirámides, estupas, pagodas y catedrales», dice. Al mismo tiempo, los desarrollos aéreos permitieron nuestros primeros pasos fuera de la tierra: el primer globo aerostático en París en 1783, el primer vuelo a motor en Carolina del Norte en 1903, incluso la Era Espacial. El futuro, al parecer, tiende hacia arriba: «Al abandonar la superficie podemos permitir que nuestro planeta se cure a sí mismo: No serán necesarias las autopistas de cemento muertas ni las aglomeraciones urbanas de concreto en expansión que ahogan la superficie de la Tierra», explica Sono.

Cloud City, una propuesta de viviendas provisionales tras un huracán, es un proyecto igualmente especulativo que tiene sus raíces en la investigación de catástrofes reales. Tras el Katrina, la mitad de los habitantes de Nueva Orleans se vieron desplazados y dispersos: «Sus comunidades se desintegraron, lo que impidió que los residentes participaran en las decisiones sobre la reconstrucción y ralentizó la recuperación económica de Nueva Orleans», explica Sono. La intención de Cloud City era mantener las comunidades unidas mediante la suspensión directamente sobre sus ciudades.

Fue la especulación, apoyada por la investigación, lo que permitió a Clouds AO desarrollar proyectos innovadores. Uno de ellos es su propuesta de la Casa de Hielo de Marte, un hábitat impreso en 3D construido a partir de hielo de agua recogido en Marte. Cuando la NASA contrató a la empresa para desarrollar el proyecto con su propio equipo de ingenieros, la especulación como práctica de diseño quedó validada para Sono y Rudakevych, que abordan todos sus proyectos —con o sin fundamento— con la misma ética: «No operamos basándonos en convenciones asumidas», dice Rudakevych. «Encontramos la pregunta clave que dará energía al espíritu latente en la forma».

Mientras continúa la carrera por el rascacielos más alto, Clouds AO ve otro camino hacia el progreso, posiblemente a través del trabajo especulativo de imaginar otra manera: «Soñar lleva a cambios de paradigma que abren las puertas a nuevas posibilidades para la humanidad», dice Rudakevych. Y  el primer rascacielos flotante del mundo definitivamente suena a una un cambio completo de paradigma.

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com