Connect with us

COLUMNA

LO LEGAL… ¿QUÉ PASÓ CON YOSSTOP?

Published

on

Por Yury Márquez Gómez
Twitter: @marquez_orwell

Tras ser detenida el pasado 28 de junio, y pasar seis días recluida en el penal de Santa Martha Acatitla, la famosa youtuber Yoseline “H”, mejor conocida como “YosStop”, este lunes 5 de julio en su segunda audiencia, el juez de control consideró la existencia de elementos suficientes para vincularla a proceso.  Dictó también dos meses para la integración completa de las investigaciones, periodo en el cual la imputada deberá permanecer en el penal.

Merece especial mención que la denuncia en su contra es por el delito de pornografía infantil, el cual lo comete toda persona que con fines de lucro o sin él, reproduzca, ofrezca, exponga, publicite, haga accesible, distribuya o trasmita a través de un sistema de cómputo o cualquier otro mecanismo de archivo de datos, el material de índole sexual donde estén involucrados menores de dieciocho años, actos en los que la youtuber se presume ha incurrido ya que se han presentado pruebas al respecto en la audiencia del día lunes, razón por la cual la Fiscalía falló en su contra.

Sin embargo y con relativa independencia al objeto central de la imputación que la mantiene detenida, el debate mediático y la opinión pública están apuntalas sobre tres vertientes, siendo las dos últimas las de más embate: la pregunta ¿por qué no están detenidos los agresores físicos de Ainara?; la vulneración de la libertad de expresión y el libre ejercicio periodístico de Yoseline “H”; y los defensores de Ainara como víctima de una sobreexposición pública de la agresión sexual que sufrió a través de redes sociales que han lucrado con su caso y cuyo escrutinio público ha vulnerado su derecho fundamental al libre desarrollo de su personalidad y vida dignas.

Para la primera interrogante, de acuerdo con un comunicado del despacho de la defensa de Ainara Suárez, los cinco jóvenes acusados de violación se les debe aplicar la justicia para adolescentes por haber sido menores de edad al momento de los hechos, razón por la que la Fiscalía continúa en la etapa investigación inicial respecto a las acciones de los jóvenes y quien o quienes resulten responsables.

Sobre el segundo punto, tema de gran interés para toda la comunidad creadora de contenido digital, ha sido sobre el que se ha basado la defensa de Yosseline “H”.  Ricardo Cajal, abogado de “YosStop” dijo que haber detenido a la influencer por el video en donde emitió su opinión es un ataque a la libertad de expresión, “es un ataque brutal a la libertad de expresión que ella, una comunicadora, transmitiendo una crítica social la hayan imputado y la tengan como una persona que genera pornografía infantil. Confiamos en que la situación se va a resolver a nuestro favor”, explicó.

La defensa de la youtuber, busca justificar los actos cometidos por su clienta en aras de su labor mediática que debe ser amparada por el derecho a la libertad de expresión, protegido en los artículos 6° y 7° de nuestra Constitución, y recogido también en la Declaración de los Derechos Humanos como derecho fundamental. Del 6° extraemos que “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros…” y el 7° que “Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio.  Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6°”. 

De aquí se desprende que los derechos fundamentales, como todos los derechos subjetivos, no son derechos absolutos que pueden ejercitarse sin tasa alguna.  Su ejercicio, pues, está sujeto a límites más allá de los cuales resulta ilegítimo, y dichas limitaciones están expresadas de forma enunciativa más no limitativa, porque no debemos ignorar el espíritu de las leyes, es decir, la intención multicontrastante del legislador al crearlas que responde a una necesidad histórica, determinada y criticable, que se pretende corregir.

Históricamente, la manifestación de las ideas que no rendían pleitesía y/o contravenían los intereses de los que ostentaban el poder y la gobernanza, eran perseguidos y castigados hasta puntos mortales, de modo que a través de la represión se omitía la transmisión de información oportuna que pudiera coadyuvar al desarrollo de un pueblo, repito, si ésta necesitaba de la invalidación de la autoridad en turno.

La necesidad que da vida a la protección jurídica de la libertad de expresión, tiene históricamente connotaciones políticas que se dirigen a crear y proteger la conformación de un pueblo informado que pueda disponer de las herramientas necesarias para decidir sobre su propia vida organizacional.

En este tenor, la libertad de expresión no respalda la expresiones que inciten a la violencia en contra de un individuo o grupo de personas.  No se pueden realizar insinuaciones sobre una persona con el único propósito de fomentar el escándalo público o provocar en ella infamia, calumnia o rechazo social.  No puede ser utilizada para invadir la intimidad de las personas, ni puede ser usada para referirse vulgarmente y sin pudor a temas sensibles como secuestros, masacres, desigualdades o violaciones (por mencionar algunos), explotando la vulnerabilidad de los afectados o víctimas.

Entonces, para el debate público, debemos hacer una diferenciación y no confundir censura, con límites.

Atiende a esta idea el abogado de Ainara Suárez, Javier Schüte, para el que la detención de “YosStop” no fue una violación a la libertad de expresión pues explica, la youtuber actuó intencionalmente y lucró con este hecho. “No implica una libertad de expresión porque fue de una forma dolosa.  Los derechos son son absolutos…”, y “Ella lucraba con este tipo de contenido y fue ella quien da el dato más fuerte de prueba (de la violación)” fueron comentarios del abogado.

Como tercera vertiente mencionada, existen los agravios directos que se produjeron en contra de Ainara al ser revictimizada mediáticamente en tres ocasiones a través de plataformas de alto alcance público, lo que indefectiblemente causó estragos en todo el espectro de su vida, desde que era ella menor de edad hasta ahora, y sin duda, en lo sucesivo.

Aquí cabe introducir en el diálogo otro derecho fundamental al que el ejercicio judicial le ha dado supremacía en sus pronunciamientos, y es el de el “libre desarrollo de la personalidad del menor”, el cual se rige por el principio del “interés superior del niño”, entendido éste, como un conjunto de acciones y procesos tendientes a garantizar un desarrollo integral y una vida digna, así como las condiciones materiales y afectivas que les permitan vivir plenamente y alcanzar el máximo bienestar posible. 

Este derecho fue trasgredido desde el mismo momento de la violación equiparada de la menor, su grabación, distribución y publicitación en redes sociales.  El impacto de estos hechos ha mermado de manera significativa la vida de una persona, en un principio, menor de edad y cuyo alcance es difícil de delimitar, pero el factor principal que rodea a este caso particular, y fue el potencializador de los efectos nocivos en la vida de la joven, fue que la información y video de su agresión alcanzara a miles o millones de personas que proyectaron sobre Ainara y su familia, vituperios, humillaciones, burlas, conductas directas de menosprecio y discriminación en sus áreas habituales de desarrollo, y hasta amenazas de muerte, presumiblemente dirigidos así por el tipo de discurso que la youtuber usó para expresarse de la agresión a la joven.

“Lo que hizo Yoseline “H” fue hacer público el video de índole sexual de una persona menor de edad, video cuya existencia y cuyo contenido no era público, era pública la existencia de una pelea y el video al respecto. En cambio, no era público el video de índole sexual de una persona menor de edad que ella describió con lujo de detalle, que ella hizo público y viral tanto que existía, como su contenido, y que por lo tanto generó amenazas de muerte en contra de Ainara, en contra de su familia y las penurias que desde entonces ha vivido”, ha manifestado Javier Schütte.  “Su conducta fue la que hizo un daño gigantesco…Es hora que la libertad de expresión tenga límites.  No es exageración, Ainara recibió amenazas de muerte”, dijo también el abogado de Ainara.

A estas alturas del proceso se logra avistar que este caso, que es ya de interés público (no de curiosidad pública), sentará precedentes para tratar y ordenar el ejercicio de la comunicación digital, así como el tratamiento del sistema judicial en la ponderación de los derechos fundamentales, sus alcances y limitaciones, sobre todo en lo concerniente a los avances tecnológicos y digitales que han gestado la vertiginosa evolución en las formas de comunicación y sus matices.  La legislación no puede verse al margen y superada.  Veremos cómo le da alcance y cauce.

Lo legal… Opinión legal de temas de interés.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Copyright © 2021 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com