Connect with us

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

A 85 años de su extinción, Australia presenta videos a color de Benjamin, el último tigre de Tasmania.

Published

on

#EcologíaEnRed #TigredeTasmania #Extinción Así se veía Benjamin a color, el último tigre de Tasmania del que se tiene registro.

A primera vista, podría perfectamente ser el híbrido entre una hiena y un tigre. Con algunas rayas en la parte trasera del cuerpo —desde las caderas hasta los isquiones—, la especie fue orillada la extinción por la caza furtiva y el avance de la urbanización sobre su territorio natural. Así, después de años de explotación, el tigre de Tasmania fue reduciendo los números de su población. El último ejemplar se llamó Benjamín, y vivió en cautiverio hasta su último aliento en Australia.

El fin de una especie

En el marco del Día Nacional de las Especies Amenazadas, el gobierno de Australia promovió la memoria histórica de violencia contra los animales salvajes con el caso de Benjamín. Como el último ejemplar de tigre de Tasmania existente en el planeta, el animal pasó el resto de su vida en cautiverio. Finalmente, murió en 1935, y su especie, con él.  Antes de su fallecimiento, se le tomaron videos analógicos que se conservan en el acervo del National Film and Sound Archive of Australia (NFSA).

A manera de un ejercicio de memoria, un equipo de expertos añadió color al último material gráfico del que se tiene registro sobre el tigre de Tasmania. En éste, Benjamín se acuesta a tomar el sol en su jaula.

El video fue originalmente filmado en película blanco y negro por el naturalista David Fleay, en el zoológico de Beaumaris, Hobart. Así, no parece un animal salvaje. Por el contrario, muestra la mansedumbre de un perro doméstico. Da vueltas en un espacio reducido, cercado por una valla sencilla que cualquier otro animal salvaje podría destruir con facilidad. En el video, Benjamín no lo hace.

Además de la destrucción de su hábitat, la especie fue cazada intensamente por ganaderos, cuyos animales eran alimento de los tigres de Tasmania. Algunos ejemplares se capturaron para vivir bajo el cuidado de los conservacionistas de hace casi un siglo.

A pesar de ello, miles de avistamientos no oficiales se reportaron en los campos australianos. Tanto en la Australia continental como en Tasmania, los campesinos sugirieron haber visto ejemplares en libertad en las décadas siguientes. Sin embargo, estas declaraciones nunca fueron confirmadas por el Estado ni por la ciencia.

Se tiene registro de que Fleay, después de grabar el video, fue mordido en el trasero por Benjamín. A pesar de ello, no sufrió grandes daños. Por el contrario, contribuyó al acervo nacional con el video más largo que existe de la especie, llevada a la extinción por la actividad humana abrasiva e irresponsable.

Natgeo/ Andrea Fisher.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Copyright © 2021 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com