Connect with us

OPINION

Hoy nos toca… Hablar del SAT y los depósitos bancarios por más de 15 mil pesos.

Published

on

#OpiniónEnRed #HoyNosToca #FranciscoRamírezBañuelos #SAT En las semanas pasadas se ha divulgado en los medios de comunicación la noticia de que será obligatorio declarar los depósitos bancarios que superen los 15 mil pesos. Pero ¿quiénes? ¿Cuándo? y ¿Cómo? deben declarar esos depósitos son las preguntas que hoy nos toca responder.

por Jesús Francisco Ramírez Bañuelos

Twitter: @ramirezbanuelos

Normalmente cuando escuchamos alguna noticia relacionada con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pensamos en impuestos, declaraciones fiscales o créditos por pagar. La mayor parte de nosotros no somos contadores públicos ni fiscalistas y generalmente tenemos muchas dudas con relación a quiénes y cómo deben declarar sus ingresos ante Hacienda.

En las semanas pasadas se ha divulgado en los medios de comunicación la noticia de que será obligatorio declarar los depósitos bancarios que superen los 15 mil pesos. Pero, ¿quiénes? ¿Cuándo? y ¿Cómo? deben declarar esos depósitos son las preguntas que hoy nos toca responder.

Primero, si tu eres de las personas que todavía se preguntan si esta noticia es cierta, la respuesta es sí. Efectivamente, la miscelánea fiscal 2021 señala que los depósitos  acumulados en un mismo mes de 15 mil pesos o más que se realicen en efectivo a las cuentas de una persona o empresa en un mismo banco deben ser reportados.

Esto significa que si tú depositas en cuentas de una misma persona en un mismo banco o recibes en las cuentas que tengas a tu nombre o de tu empresa en un mismo banco montos que sumados en un mes sean iguales o superiores a 15 mil pesos, esas operaciones serán reportadas al SAT. Cabe señalar que tanto los depósitos en pesos como en cualquier otra moneda extranjera son sujetos de esta regla. Sin embargo, es importante que tomes en cuenta que solo es obligación reportar las operaciones que se realicen en efectivo.

También son sujetas de esta obligación de declaración las adquisiciones en efectivo de cheques de caja que superen el monto de 15 mil pesos con relación a todas las cuentas de un mismo cliente en un mismo banco.

En otras palabras, si tú depositas o recibes en un mismo mes  y en cuentas de un mismo banco a favor del mismo beneficiario cantidades que sumadas sean de 15 mil pesos o más, pero lo haces mediante transferencias electrónicas o traspasos esas operaciones no entran en la obligación de ser informadas.

Segundo, si eres de las personas que están preocupadas porque realizas operaciones en efectivo que superan los 15 mil pesos y no las declaras, ¡relájate! porque la obligación de declarar esas operaciones es de las instituciones bancarias, es decir, de los bancos. Esto quiere decir que los usuarios no tienen que realizar ninguna declaración al respecto.

Tercero, la obligación de los bancos ocurre cuando en el lapso de un mes identifiquen que a las cuentas de una misma persona o empresa le depositen en el acumulado mensual importes iguales o superiores a 15 mil pesos. Esto es, las operaciones se suman mes con mes y solo se reportan si en la suma de las transacciones realizadas en ese mes se iguale o supere el monto de 15 mil pesos.

¿Y por qué se estableció ahora esta regla? La obligación no es nueva. De hecho, los bancos llevan desde el 2014 haciendo este reporte. La diferencia es que en la miscelánea fiscal de 2021 la obligación paso de ser anual a mensual. Es decir, ahora los bancos deben realizar su reporte dentro de los 10 días siguientes a que concluye el mes que reportan.

Otra pregunta que ha surgido y que se plantea con frecuencia es si los usuarios que depositen o reciban 15 mil pesos o más en efectivo o realicen una transacción en efectivo de compra de cheque de caja en un mismo mes deben pagar un nuevo impuesto. Sobre esto, la respuesta es no. Son las instituciones financieras las que deben gravar ese impuesto identificado como Impuesto sobre Depósito en Efectivo (IDE).

El objetivo de esta medida evidentemente es permitir al SAT que cuente con información oportuna para realizar sus actividades de fiscalización y seguir la ruta del dinero para identificar transacciones de alta visibilidad. Con ello se pretende evitar la evasión fiscal y el lavado de dinero, entre otras actividades irregulares.

Espero que esta información haya resuelto tus inquietudes y tengas más certeza al realizar tus operaciones financieras. Y no olvides que esta reforma no modifica tu obligación de presentar tu declaración de impuestos conforme tu situación fiscal.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

COLUMNA

Desde Lincoln’s Inn Fields: el adiós a Citibanamex

Published

on

En 2001 una noticia retumbó por todo lo alto en el mercado financiero nacional, esta fue que el grupo estadounidense Citigroup anunciaba la compra de Banamex a Roberto Hernández y Alfredo Harp por un monto superior a los $12 mil millones de dólares. Veinte años después el grupo de origen neoyorkino vuelve a dar la campanada, pero por ofertar la venta de lo que ahora conocemos como Citibanamex en su segmento de banca minorista.

En lo que llevamos de la década del 2020, Citigroup es la tercera o cuarta institución financiera que decide abandonar en parte o del todo su operación en México. A lo cual los especialistas responden que son movimientos naturales de los corporativos globales, quienes están dejando de encontrar negocio en este segmento bancario en nuestro país y prefieren apuntar a la banca patrimonial, privada y de inversión.

Mencionan también el hecho de legislaciones nuevas y esquemas menos voraces con el mercado de consumo, señalando que años atrás las comisiones eran un lucro exacerbado de la banca a nivel de calle. Viviendo ahora bajo un marco regulatorio más equitativas y hasta con dos tres intentos de control autoritario del sistema bancario, los bancos se ahuyentan al diluirse las condiciones para generar utilidad en la operación comercial.

Otra mención que hacen los especialistas al evaluar este escenario es el flujo de inversiones hacia otros mercados emergentes que superan por mucho el desempeño de la economía mexicana, encontrando oportunidades a resguardo en títulos nacionales como los que ofrece y capta el mercado asiático.

Será el sereno y pese a las declaraciones del secretario de Gobernación y de la Secretaría de Hacienda puntualizando que la venta del banco no es signo de preocupación, el momento que vivimos no da para creer en una versión confiable sobre lo que está pasando macroeconómico en el país.

Seguimos enfrentando una inflación constante que el gobierno central intenta ensombrecer con la generación de empleos superfluos e incrementos artificiales al salario mínimo. Contemos también la endeble respuesta que se ha encontrado en el alza de tasas de referencia por parte de bancos centrales y de nuevo, no dejemos de observar la cantidad de inversiones que se han fugado de nuestro territorio que alcanzan registros históricos y en el cálculo de balances, neutralizan los ingresos nuevos que además son desviados a proyectos infructuosos como el rescate de Petróleos Mexicanos. Mantengan esta cifra en mente: $500 mil millones de pesos se han ido de México en este par de años de pesadilla.

Sobre el terreno de la incredulidad se inserta esta noticia. Yo en lo personal lo lamento muchísimo ya que he crecido con Citibanamex como mi institución financiera de confianza desde el inicio de mi vida adulta-profesional. En esta institución apertura mi primera línea de crédito, entre sus servicios me enseñé a administrar un patrimonio personal y competir conmigo mismo para mejorar mi perfil de cuentahabiente ascendiendo en segmentos desde la Maestra hasta Priority, intentando afianzar una seguridad social privada ya que sé que a mí generación no le depara una cobertura razonable de seguridad social pública.

Triste, en verdad triste noticia la salida de Citigroup y el destino que le depara al Banco Nacional de México en los meses por venir. Ojalá encuentre nuevos propietarios que cuando menos, quieran darle continuidad al legado centenario de este banco. Imagino ya la migración obligada a una institución que no me genere la misma satisfacción o en el peor de los casos, este evento sirva para empoderar grupos empresariales de cuestionable ética comercial y social, que al amparo del régimen en que vivimos, están consiguiendo una expansión carente de virtud.

Adíos Citibanamex, difícilmente tu partida se podrá interpretar como signo de mejora en la deriva en que se encuentra nuestro país.

#LaCiudadqueQuiero

Seguir leyendo

Copyright © 2022 REDTNJalisco. Powered by TalaJaliscoNoticias Contacto: Talajalisconoticias@gmail.com