diciembre 2, 2022

Aeroméxico con un ‘pie’ fuera de la BVM: Inicia proceso de OPA

Este martes inició el proceso de Oferta Pública de Adquisición (OPA) de Aeroméxico, empresa que pondrá para ser compradas alrededor de 11 millones 535 papeles de la compañía, un movimiento que tendría como finalidad deslistarse de la Bolsa Mexicana de Valores.

En un comunicado, la aerolínea indicó que las acciones ofertadas representan hasta el 8.46 por ciento del capital social de la empresa aérea, la cual tuvo que acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos para obtener una capitalización por mil millones de dólares para mantener su operación.

Aeroméxico detalló que el precio por acción fijado para la OPA será de 184.78 y el monto total que superará los 2 mil 131 mil millones de pesos, según las previsiones de la aerolínea .

El proceso de OPA comenzó el 11 de octubre y se prolongará hasta el 8 de noviembre, tiempo en el que la empresa espera lograr la colocación de ese número de papeles.

Tras su salida del capítulo 11, la línea aérea realizó cambios en su configuración accionaria: los accionistas mexicanos tendrán solo el 4.1 por ciento de la empresa, Apollo, empresa que capitalizó a la empresa, contará con el 22.3 por ciento, mientras que Delta aglutinará el 20 por ciento de las accionistas.

El resto será distribuido entre todos los nuevos inversionistas y acreedores que capitalicen sus créditos reconocidos.

Profeco defiende a pasajeros de Aeroméxico
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) solicitó a Aeroméxico suspender el cargo automático del seguro de viaje que aparece en el precio final del boleto, esto sin que el consumidor lo haya solicitado previamente.

“El llamado obedece a que la aerolínea ha sido omisa en atender una medida precautoria para eliminar ese cargo”, dijo Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría en un comunicado.

El servicio de seguro de viaje al que se refiere la Profeco está habilitado por default cuando se compra un boleto de avión de Aeroméxico y aparece hasta el final de la compra. Si bien este cargo puede eliminarse, la dependencia argumentó que se trata de un engaño cibernético pues algunos pasajeros no lo requieren o no quieren comprarlo, pero lo adquieren al estar ya incluido por la línea aérea.

“En la Unión Europea y en Estados Unidos se determinó que esa práctica era ilegal; recordó que en el viejo continente hubo líneas aéreas que tuvieron que devolver dos o tres años del cobro de ese seguro a sus clientes”, argumentó Sheffield.

Leave feedback about this