octubre 5, 2022

Alza de tasas de Banxico ‘amenaza’ con encarecer créditos hipotecarios

El aumento en la tasa de referencia que dio a conocer el Banco de México (Banxico) para quedar en 7.75 por ciento y la expectativa de que ésta cierre por encima del 9 por ciento este año, amenazan con encarecer el crédito hipotecario de la banca privada durante este año, con lo que adquirir una vivienda con financiamiento privado puede pasar muy pronto de ser un sueño a ser una pesadilla para los mexicanos.

Especialistas y directivos señalan que ‘se acabó la época del financiamiento barato’, por lo que aconsejan a los nuevos compradores de casa asegurarse de firmar contratos cuando las tasas hipotecarias de bancos y organismos de vivienda sean bajas y fijas.

Actualmente los principales bancos del país como BBVA, Santander, HSBC, Scotiabank e hipotecarias como Yave, ofrecen tasas fijas anuales que van desde 7.8 por ciento hasta 11.4 por ciento, mientras que en organismos como el Infonavit, las tasas de interés se han mantenido fijas desde hace un año, en un rango que va del 1.9 al 10.45 por ciento, sin aumentos.

“En los últimos dos años y medio la banca ha generado más crédito, no créditos en número de unidades, pero sí de dinero colocado, que el Infonavit, es un factor importante. El segundo factor es el tema de las tasas, desafortunadamente estamos viendo un final del dinero barato que se originó poco antes de la pandemia”, dijo en entrevista Fernando Soto-Hay, CEO de Tu Hipoteca Fácil.

Agregó que estamos viviendo una inflación muy significativa y los bancos centrales de los diferentes países están tratando de mitigar los efectos de inflación por falta de oferta y no de demanda. En ese sentido, destacó que para los siguientes meses podríamos ver aumentos en las tasas hipotecarias de las principales instituciones financieras del país.

“Las tasas baratas, los 7.50, 7.85 y demás, ya prácticamente nos las vemos, hay uno que otro banco que todavía trae ahí una tasa del 7.85 cuando estás contratando menos del 50 por ciento del valor del inmueble cuando es un cliente ‘Triple AAA’, la realidad es que todos andan en un rango de 8.5, 10, 10.25 por ciento, dependiendo del perfil”, comentó.

“Las tasas baratas, los 7.50, 7.85 y demás, ya prácticamente nos las vemos, hay uno que otro banco que todavía trae ahí una tasa del 7.85 cuando estás contratando menos del 50 por ciento del valor del inmueble cuando es un cliente ‘Triple AAA’, la realidad es que todos andan en un rango de 8.5, 10, 10.25 por ciento, dependiendo del perfil”, comentó.

Cristian Huertas, CEO y fundador de la hipotecaria digital Morgana, dijo a El Financiero que además de los incrementos en las tasas de interés que podría experimentar el mercado, existen otros factores como la guerra en Europa que también impactarán al sector hipotecario en los próximos meses, lo cual podría derivar en una afectación en la colocación de créditos.

“A parte de la subida de tasas, hay varias presiones derivadas de la inflación y del precio del acero, altamente influenciado por la invasión de Rusia a Ucrania, afectan de manera importante la construcción y puede empujar los precios hacia arriba. (Entonces) vamos a ver una desaceleración en el número de hipotecas y en la cantidad de dinero de la cartera hipotecaria”, dijo.

También coincidió en que las tasas hipotecarias seguirán subiendo en lo que resta del año y consideró que es buen momento para comprar ahora una vivienda. Sin embargo, sí destacó que este factor puede golpear el tren hipotecario en el corto plazo.

“El sector hipotecario nunca se vio afectado en los últimos años, la cartera hipotecaria en los últimos 20 años ha venido creciendo a doble dígito. Este año sí que le va a dar muy duro la subida de tasas y la inflación”, aseguró.

También pegará falta de oferta
De acuerdo con los especialistas, uno de los principales factores en esta turbulencia inflacionaria será la falta de oferta de casas que ha venido a la baja desde antes de la pandemia, con el cambio de gobierno y que se acentuó con la crisis económica por COVID-19. Aunque la industria de la vivienda fue considerada actividad esencial, los desarrolladores no han podido recuperar el ritmo.

“El gran reto que veo a finales de este año y principios del 2023 no es tanto el tema hipotecario, sino el tema estrictamente de vivienda, de la falta de nuevos proyectos que no se están realizando en México, en general. No se están construyendo las viviendas necesarias y en la Ciudad de México estamos en una verdadera crisis de vivienda nueva disponible, en todos los niveles”, dijo Soto-Hay.

Añadió que esta falta de proyectos no tiene origen en la falta de financiamiento para los desarrolladores o menores ventas, sino por una falta de confianza y ‘no hay certidumbre de inversión en grandes proyectos”, que se estén ejecutando, porque los inversionistas no creen en este gobierno.

Por otro lado, César Buenrostro Moreno, vocal ejecutivo del Fovissste, el fondo de la vivienda para los trabajadores del Estado, señaló que ha tomado mayor relevancia el mercado de vivienda usada para el financiamiento de crédito, ante los altos costos de casas nuevas o la falta de inventario.

“Es importante ver si es cuestión de la importante y delicada inflación que está sufriendo en este momento nuestra industria de la construcción, a lo mejor por esto está siendo más accesible la vivienda usada”, dijo ante desarrolladores del sector.

Por su parte, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, reiteró que el instituto no subirá sus tasas hipotecarias en lo que resta del sexenio para contener la inflación; sin embargo, sí expresó que es un problema que podría impactar en las decisiones de contrato de un crédito.

“En la medida en que subes las tasas de interés, haces más caro el acceso al dinero, por lo tanto las personas cuando no tienen capacidad de pago, pues limitan la toma de créditos o prefieren diferir esa decisión en el tiempo”, concluyó.

Leave feedback about this