Chivas vence a Pumas 1-2


Sin titulo

Pumas es una escuadra a la que le falta tensión y una pizca de fortuna en ataque y cuando esos factores se conjuntan el escenario se vuelve una pesadilla. El duelo contra Chivas era una cita grande para Universidad, el momento y escenario preciso para tocar arrebato, para rebelarse ante la adversidad, pero no fue así.

El Rebaño es un cuadro que avanza con más coherencia, encontró los momentos justos para golpear a Pumas y le propinó una derrota por 1-2, ya son cinco juegos sin ganar y el escenario de Rafael Puente se vuelve crítico. 

Y es que el timonel mandó el mejor equipo que tenía disponible, pero su escuadra sigue cometiendo fallos defensivos, si a media semana Necaxa tardó cinco minutos en ponerse en ventaja, a Chivas le tomó cinco, porque Universidad no aprende y de nuevo salieron al juego sin la tensión que amerita un duelo como éste. 

Mientras Chivas sí salió con decisión y determinación y capitalizó la primera que tuvo. Los rojiblancos tuvieron una buena recuperación, y Daniel Ríos remató con la cabeza un centro de Ronaldo Cisneros, una pelota a la que Sosa no salió y a la que el Palermo Ortiz y Monroy quedaron cortos, igual que a media semana el partido desde el minuto 5 se le ponía en un escenario de remar contra corriente. 

Estaba en trance Universidad y Chivas lucía buen cuerpo, su generación de juego era constante, pero a poco a poco Pumas fue nivelando. Se serenó el equipo universitario y se metió al juego. Salvio, Del Prete y Diogo sabían que debían pesar más, hicieron lo posoble por conectarse, con un Salvio que se esforzaba, pero no le alcanzaba. 

Dinenno ganó una pelota, la puso en el corazón del área y Molina cabeceó por un costado al 19′. Parecía que Universidad había llegado al juego. Un remate de Diogo se fue por un costado, lucía mejor Pumas y Salvio buscó desde la media distancia, pero el portero de Chivas, con un buen lance, evitó la igualada. 

Chivas supo contener esos instantes de Pumas en los que era mejor y cuando parecía que el cuadro universitario rondaba el empate, vino el segundo de Chivas. A la salida de un córner fallaron las marcas y Carlos Cisneros apareció a primer palo sin marca. Diogo quedó corto y Dinenno unos metros atrás. Universidad sufría un golpe muy duro, porque su mejora no le había alcanzando para empatar y Chivas, con muy poco, ya estaba por dos arriba en media hora. 

Chivas se fue a los vestuarios con una gran sonrisa, Pumas con una gran frustración. La mitad del estadio era felicidad, la otra un monumento a la amargura. Dinenno sombra y luz Tras el descanso a Pumas no le quedaba de otra que ser valiente, ir a matar o morir, ser agresivo, mostrar orgullo y arrebato. 

Juan Ignacio Dinenno, que no le había podido marcar un gol a Chivas, tuvo el descuento tras un fallo del Chiquete, Diogo asistió al Comandante, pero éste le metió la parte externa de la pierna derecha y la echó por un costado; no, no era la noche de Pumas, otro tiro de media fue repelido por el Guacho y Del Prete tampoco tuvo mejor suerte. 


Like it? Share with your friends!

0 Comments