octubre 4, 2022

Cómo ahorrar al comprar la despensa

La inflación no ha dado tregua a los bolsillos de los mexicanos, principalmente al momento de comprar alimentos, los expertos detallan que las familias han perdido más de15% de su poder adquisitivo al momento de realizar las compras de la canasta básica, por ello, la planeación es una de las claves para enfrentar el fenómeno inflacionario.

“El ingreso de las familias contra su canasta de consumo ha disminuido, esto significa que han perdido más de 15% de su poder adquisitivo; si antes podían comprar con 100 pesos un kilo de carne ahora solo pueden comprar el equivalente a 85 pesos, esto también se refleja en los días de consumo de los mexicanos”, comentó César Salazar, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Uno de los factores para enfrentar la inflación es a planear la compra de alimentos. Para ello los consumidores pueden comenzar por revisar todos los productos guardados en su alacena, muchas veces las familias compran constantemente un producto ya que forma parte de la lista de despensa, sin darse cuenta que ya existe una basta cantidad olvidada en el fondo de la cocina.

Al concluir la limpieza de la alacena, es momento de realizar una lista con los productos básicos para su despensa, es importante jerarquizar el uso de los artículos, al terminar la lista, ésta se debe segmentar de acuerdo a su consumo, el cual puede ser diario, semanal o mensual.

El dividir los artículos en periodos bien determinados permitirá evaluar la conveniencia entre el precio y la presentación del producto, así como el consumo, lo cual evitará el desperdicio de alimentos y generará un ahorro

La Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), indica que los mexicanos han optado por presentaciones más pequeñas, lo que afectará su presupuesto en el corto plazo.

Según datos de la Anpec, el huevo es uno de los productos que se compra por pieza, un análisis realizado por El Economista encontró que la diferencia entre comprar por pieza a una docena o un kilo puede ser más de 30%, es decir que el usuario termina pagando más al comprar por piezaAl contar con una lista de los productos que se pueden comprar de manera diaria, semanal o mensual se tiene mayor control, y de esta manera existe menos posibilidad de caer en compras impulsivas o publicidad de ofertas que no representen un ahorro.

Antes de comprar hay que comparar
Otra acción antes de salir al súper es comparar precios, es importante analizar las diversas opciones en la zona donde se vive y trabaja, puesto que para ganarle a la inflación es necesario tomar mayor cuidado al momento de comprar.

Una forma de comparar precios sin tener que salir de casa es a través de las páginas web de los establecimientos, esto permitirá tener una idea sobre la diferencia de precio.

Por otro lado, la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México realiza seguimiento diario de precios de la Canasta Básica, entre tiendas de autoservicio, mercado sobre ruedas, mercados públicos y la central de abasto de la Ciudad de México.

Otra opción para observar los diferentes de precios que se manejan en los comercios es por medio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) la cual publica cada semana, el Quién es Quién en los precios de la Canasta Básica, esta plataforma permite revisar los precios de 24 productos de acuerdo al estado y municipio que requiera, dentro de la página se pueden encontrar alimentos, artículos de higiene personal, limpieza, electrónicos y medicinas.

La diferencia de precio puede ser incluso cercana a 50%, por ejemplo un kilo de azúcar estándar tiene una diferencia de precio de 8 pesos entre una cadena comercial y otra, no obstante si ese precio se contrasta con el precio de algunos mercados se puede obtener una diferencia de 25 por ciento.

Planificar las compras ayudará al consumidor a no solo designar qué cadena comercial o mercado le ayuda a conseguir un ahorro sino también las cantidades que puede comprar para evitar gastar más al momento de buscar disminuir el gasto en productos básicos.

Leave feedback about this