octubre 4, 2022

¿Cuántos días hay que trabajar para poder comprar el iPhone 14 en México?

Apple presentó oficialmente esta semana el iPhone 14 en sus diferentes versiones, un equipo que, entre otras funciones, tendrá una tarjeta SIM digital. Su valor en México irá desde 20,999 a 41,999 pesos, traducido a días de trabajo, esto implica, al menos, el equivalente a 97 días de salario que deberían destinar los mexicanos para adquirir el nuevo equipo… en su edición más económica.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), los trabajadores en México perciben en promedio 6,534 pesos al mes, eso equivale a 215 pesos por día. Partiendo de esta media, para adquirir el iPhone 14 Pro Max de 1 TB con un costo de 41,999 pesos –el más caro de los modelos presentados–, los trabajadores en nuestro país tendrían que destinar hasta 195 días de ingreso, es decir, un poco más de medio año de salario, para comprarlo.

Entre otras novedades, el iPhone 14 contará con un modelo en color morado, una cámara de 48 megapixeles y conexión satelital. Además, promete ser uno de los más eficientes en cuanto a duración de la batería.

El año pasado, el iPhone 13, en su edición más costosa, tenía un valor de hasta 41,999 pesos, esto equivale a 200 días de ingresos laborales, esto es porque en 2021 el salario promedio en México fue de 210 pesos diarios, según las cifras de Coneval.

Las ediciones intermedias del iPhone 14 en sus gamas más bajas también muestran la brecha que hay entre el costo y el salario promedio en el país. Para adquirir su modelo de 256 GB (23,999 pesos), los mexicanos deben destinar 111 días de ingreso para equiparar su valor en el mercado. En el caso del modelo plus de 256 GB (26,999 pesos), los trabajadores tendrían que apartar 125 días de remuneración para alcanzar su precio.

“Nadie te puede decir que comprar un iPhone está bien o está mal, eso depende de cada persona, pero sí es importante saber dónde están nuestras prioridades”, indica Alfonso Marcelo Romo, cofundador y CEO de MoneyFest, un festival latinoamericano sobre finanzas personales.

Sin embargo, más allá de los días de trabajo que se deben destinar para adquirir un nuevo producto, señala el especialista, hay que analizar cuánto cuesta por día de uso. “Si quieres cambiar el iPhone al año, no le estás sacando el provecho como tal y esto hay que tenerlo presente al tomar la decisión”.

Desde la perspectiva de Alfonso Romo, cuando se trata de nuevos lanzamientos es el mejor momento para comprar los modelos de hace un año, esto es por las ofertas e incluso entre las personas que adquieren cada año la última edición.

iPhone 14, los formales las llevan de ganar

Entre la fuerza laboral formal e informal los ingresos promedio varían. Según el Coneval, los trabajadores formales tienen un salario mensual promedio de 9,311 pesos, esto equivale a un ingreso diario de 306 pesos. En tanto, la percepción mensual promedio en la informalidad es de 4,544 pesos, es decir, 149 pesos diarios.

Bajo este escenario, los trabajadores formales tendrían que disponer de mínimo el ingreso de 68 días laborales para adquirir el modelo más económico, el iPhone 14 de 128 GB, con un valor de 20,999 pesos, y de 137 días si quieren comprar la versión Pro Max de 1 TB. Por su parte, una persona que trabaja en la informalidad debería destinar los ingresos de 140 días para comprar el modelo más barato y de 281 días si desea adquirir la versión más cara.

Antes de decidir adquirir el nuevo iPhone –independientemente de los días de sueldo que implica– es importante hacer un presupuesto y una lista de prioridades, subraya Alfonso Marcelo Romo. “Primero son las necesidades y después son los caprichos y deseos, pero no puedes dejar los deseos con cero presupuesto, aunque hay que pensar en cuál es el capricho que más se desea”.

El error que debe evitarse, es querer adquirir todo al mismo tiempo sin tener recursos suficientes para hacerlo; por ejemplo, comprar el nuevo iPhone, pero también cambiar la computadora o seguir yendo a restaurantes, sacrificando el presupuesto para necesidades como el pago de luz.

“Suponiendo que lo quieres comprar a plazos, lo ideal es hacer un presupuesto para saber cuánto necesitas para lo esencial como renta o servicios, y al final ver cuánto te queda para los gustos. Por ejemplo, si te sobran 1,000 pesos y las mensualidades son de 1,500, ya no cuadra. Al momento de verlo en un papel o un excel te puedes dar una idea, por supuesto que puedes ajustar y decir: lo compraré, pero se acabaron las comidas en restaurantes por seis meses y ese dinero lo destinas para pagar el teléfono. Pero si la respuesta es que ya no alcanza para pagar la luz o el gas, hay un problema”, puntualiza el especialista en finanzas personales.

Leave feedback about this