enero 27, 2023

¡Cuidado! Navegar en incógnito no es tan seguro como crees

Cuando realizas una búsqueda en internet de la que no quieres dejar huella, o ingresas a una página en la que no quieres que se recopilen tus datos, probablemente activas el modo incógnito que si bien ofrece ventajas, no es tan seguro como creerías.

Es un error común pensar que cuando se está navegando en modo incógnito se es invisible en la red. La realidad es que sí bien permite enmascarar ligeramente tu actividad, las páginas web pueden seguir recopilando información sobre los sitios que visitas, además del dispositivo y la dirección desde donde ingresas.

¿Para qué sirve el modo incógnito?
Empecemos por explicar para qué sirve el modo incógnito pues sí ofrece algunas ventajas de seguridad. Como explica la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), la principal ventaja de la navegación privada es que no se guarda el historial ni se mantienen los archivos con cookies cuando se cierra la pestaña. No obstante no se oculta la IP y, considerando que el mundo pasa casi 7 horas al día conectado a internet, según el informe Digital 2021: Global Overview Report, eso significa una enorme cantidad de información que se genera cada día.

Así, a pesar de que cada vez más personas se preocupan por los datos que dejan en la red, es probable que no estén utilizando las herramientas adecuadas para eliminar o minimizar su huella. Al respecto Helena Rifà, profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y directora del máster universitario de Seguridad de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, «aunque se use el modo incógnito, las páginas web pueden seguir recopilando información sobre los sitios que visitamos y el dispositivo y la dirección desde los que navegamos, aunque, si no hemos iniciado sesión en ninguna plataforma, no van a poder identificar si el usuario de la sesión es el mismo que el de registros anteriores y, por tanto, no van a poder crear un historial tan pormenorizado».

Para entenderlo mejor, si estás navegando en modo incógnito tu actividad en línea no quedará registrada en el dispositivo pero el proveedor de servicios de internet, los motores de búsqueda y otras empresas sí podrían estar recopilando tu información. Esto significa que, si utilizas la navegación en modo incógnito en la oficina o en la escuela, el equipo encargado de la red o miembros del personal pueden supervisar la actividad de nuestros dispositivos en línea.

Y considera que los anunciantes seguirán viendo tu actividad por lo que si buscas algún producto en modo incógnito comenzarán a aparecerte anuncios al respecto. Aunque podría ser una buena alternativa para cuando estás utilizando dispositivos que no son tuyos para que no quede registro de tu búsqueda, pero nada más.

Para lo que sí puedes aplicar el modo incógnito es para ingresar a una cuenta diferente de una misma plataforma. Por ejemplo, si estás logueado a una cuenta de correo electrónico y quieres abrir otra del mismo proveedor, cuando intentes abrir la pestaña no te mostrará el formulario de ingreso, pero si abres una pestaña de incógnito, esta sí te aparecerá.

¿Cómo navegar seguro en internet?
Si quieres navegar de manera segura en internet ya sabes que el modo incógnito no es suficiente, pero hay herramientas que te ayudarán a proteger tu privacidad.

La especialista de la UOC recomienda usar Tor y las VPN. «Tor es un software gratuito que permite a los usuarios aumentar su anonimato en línea, y las VPN crean un cifrado seguro entre un usuario y un sitio web. Esto evita que los proveedores de servicios de internet y otros terceros vean y recopilen nuestros datos». Pero incluso usando esas herramientas no dejes de aplicar tu criterio y no compartir tu información personal ni ingresar a sitios web de dudosa reputación.

Y es que, usando el modo incógnito o no, los riesgos digitales son un peligro constante. «El modo incógnito no ofrece protección contra los ataques informáticos, a los que se sigue siendo vulnerable. No nos protege contra los programas maliciosos (malware), los ataques de phishing o los riesgos de visitar páginas web peligrosas y fraudulentas.

Para ello, es recomendable contar con un buen antivirus en nuestro ordenador o teléfono móvil», recomienda Helena Rifá, investigadora del grupo K-riptography and Information Security for Open Networks (KISON) del Internet Interdiscilinary Institute (IN3) de la UOC.

Leave feedback about this

A %d blogueros les gusta esto: