diciembre 9, 2022

Deuda de México sube como la espuma; superará 50% del PIB en 2023

El nivel de endeudamiento de México muestra una sostenida tendencia alcista durante los próximos años. La deuda neta del Gobierno mexicano crecerá 51 por ciento del PIB en 2023, desde el 49.1 por ciento estimado este año, señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo destacó que habrá una dirección ascendente hasta el nivel de 52.2 por ciento en 2027.

En la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador será cuando México haya rebasado el nivel del 50 por ciento de su deuda neta como proporción del PIB. En 2028 la deuda neta fue equivalente al 44.85 por ciento del PIB y la dejará en niveles de 51.3 por ciento en 2024 para seguir en ascenso hasta el nivel de 52.2 por ciento en 2027, según su mayor nivel desde 1990 según los datos del informe Monitor Fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI agrupa a los países en cinco rangos de endeudamiento y asigna un color para cada uno, desde los que su deuda es menor a una cuarta parte de su PIB en color gris; los que están entre 25 y 50 por ciento del PIB en color amarillo; en naranja los países con deuda de 50 a 75 por ciento y en rojo aquellos con deuda entre 75 y 100 por ciento del PIB y un tono rojo oscuro para los de más de 100 por ciento del PIB en donde están economías avanzadas como Japón y Francia con deuda equivalente al 172.6 y 100.3 por ciento del PIB, respectivamente.

México hoy está entre los 26 países coloreados de amarillo por tener una deuda de entre 25 y 50 por ciento del PIB; a partir del 2023 pasará al grupo naranja de 23 países de los que es estima su PIB se ubique entre el 50 y 75 por ciento de su PIB, según la base de datos y proyecciones del FMI.

México estabilizará su superávit a partir del 2024
Este año el Gobierno de México logrará en sus finanzas públicas un superávit fiscal de 0.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), luego de un déficit de 0.01 por ciento en 2021. Aunque se estima se debilite en el 2023 a 0.3 por ciento, se fortalecerá a 1.9 por ciento del PIB en 2024 y se mantendrá en ese nivel hasta el 2027, según estimados del FMI.

Los números proyectados por el organismo para las finanzas públicas hacen prever que en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el promedio del balance primario por los seis años será un superávit 0.65 por ciento, similar al promedio obtenido durante la gestión de Enrique Peña Nievo de 0.64 por ciento, de acuerdo con los datos del FMI.

Los ingresos del gobierno se estiman equivalentes al 24.6 por ciento del PIB en 2022, un incremento de 1.3 puntos porcentuales respecto al año anterior y para el 2023 se proyectan en 24.4 por ciento y según las proyecciones del FMI, se estabilizarán en ese nivel en los siguientes cuatro años.

Durante este y el siguiente año, el gasto público mostrará un incremento a 28.4 por ciento y 28.5 por ciento del PIB, respectivamente, desde el 27.1 por ciento del 2021.

“Los requisitos de endeudamiento del sector público para 2020 estimados por el personal técnico del FMI se ajustan a algunas discrepancias estadísticas entre las cifras por encima y por debajo de la línea. Las proyecciones fiscales para 2022 y 2023 están informadas por las estimaciones en los Pre-Criterios 2023; las proyecciones a partir de 2024 asumen el cumplimiento continuo de las normas establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal”, indica el reporte.

Leave feedback about this