diciembre 9, 2022

Diego Cocca y los Rojinegros se despiden con victoria tras vencer al Necaxa:

Hoy fue  la  gran noche de Diego Cocca.  Ya que fue Un sábado dedicado a rendirle homenaje al técnico que hizo dos veces campeón al Atlas, después de 70 años de  su  sequía.

 Y también fue Su último partido al frente del equipo. La despedida fue digna. En donde Los Zorros terminaron en la parte baja de la tabla y no defenderán su doble corona en la Liguilla, pero al menos pudieron decir adiós con dignidad  ante su gente con una victoria por 1-0 al vencer al  Necaxa.

La despedida al entrenador comenzó unas  horas antes del encuentro. Aficionados llegaron al Coloso de la Calzada Independencia con camisetas que llevaban la imagen del argentino, con carteles que decían “Gracias, Diego”, con mantas cuyo mensaje dejaba la puerta abierta: “Profe, esta siempre será tu casa”. O con mensajes de lamento: “Árbitro, no pites el final, que se nos va Cocca”.

Ya en cancha, antes del silbatazo inicial, recibió un reconocimiento por parte de la directiva.  En donde La tribuna se rindió ante el entrenador para cantarle incesantemente. Sus jugadores lo llamaron a tomarse la fotografía junto con ellos. Y al arrancar el partido, demostraron su deseo de regalarle una última victoria antes de partir.

Así, Atlas se lanzó al frente en el primer tiempo. Al  min ‘3, Ozziel Herrera escapó por  la derecha y  entró al área, pero el  disparo se desviado. 7  minutos más tarde, Julián Quiñones se animó e larga distancia.

 El zapatazo fue encubierto por Luis Ángel Malagón, a dos tiempos. Las ganas ahí estaban, pero al cuadro local le faltaba mayor claridad y contundencia.

al min  ‘23. El largo pelotazo desde la zona defensiva llegó al otro lado del campo. Anibal Chalá escapó por el costado izquierdo.

Aprovechó su velocidad para llevarse la marca. Pero dentro del área, soltó el zurdazo potente y desviado del arco. No se movió el marcador a lo largo de la primera mitad.

En el segundo tiempo, Atlas volvió a insistir Julián Quiñones tomó la redonda dentro del área. Intentó rematar, pero le taparon. El esférico le quedó a Ozziel Herrera. Su posición era ventajosa, de frente al arco y con todo para abrir el marcador.

 Pero su disparo se fue desviado. Increíblemente, el rojinegro perdonó, cuando todavía no se cumplía ni el primer minuto del complemento.

Finalmente, el marcador se abrió al minuto 75. Luis Reyes cobró un tiro libre cargado al costado izquierdo.

El centro viajó hacia el corazón del área. Gaddi Aguirre ganó por arriba para conectar un sólido cabezazo, picado y bien colocado. El lance de Luis Ángel Malagón fue inútil. Las redes se movieron con el 1-0. La grada explotó. Los jugadores fueron a la banca para abrazar al técnico.

La tribuna se convirtió en una fiesta. La afición, cantó, saltó, hizo la ola. El marcador no se movió más. Atlas se despidió con una victoria. Llegó a 13 puntos y se fue como el peor campeón defensor de los torneos cortos. Pero esta noche eso poco importó. Fue una fiesta para despedir a Diego Cocca.

Finalmente El técnico que acabó con la sequía de 70 años tomó el micrófono al final del cenutrio.

Desde el centro del campo dirigió un mensaje a los aficionados. “Me voy feliz porque hemos creado un vínculo eterno con esas dos noches gloriosas. Arriba el Atlas, cabrones, de por vida”, dijo para así cerrar su ciclo con los rojinegros  del atlas

Leave feedback about this