Diputados aprueban desaparecer al INSABI.

La iniciativa fue presentada por el presidente de la Comisión de Salud, Emmanuel Reyes (Morena), mediante una reforma a la Ley General de Salud, sin análisis previo en comisiones y en fast track. Los legisladores de la oposición criticaron la aprobación de la reforma sin previo análisis, señalaron que el Insabi fue un fracaso y que el IMSS también está al borde de la crisis.


52212343200 11629e8e93 k

La mayoría oficialista conformada por Morena, PVEM y PT, aprobó por 267 votos a favor, 222 en contra y una abstención la extinción del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y su sustitución por el IMSS-Bienestar, con el fin de brindar servicios gratuitos de salud y medicamentos a las personas sin seguridad social.

La iniciativa fue presentada por el presidente de la Comisión de Salud, Emmanuel Reyes (Morena), mediante una reforma a la Ley General de Salud, sin análisis previo en comisiones y en fast track. Los legisladores de la oposición criticaron la aprobación de la reforma sin previo análisis, señalaron que el Insabi fue un fracaso y que el IMSS también está al borde de la crisis.

La iniciativa establece que el IMSS-Bienestar es la institución de salud del Estado mexicano encargada de la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social. La Secretaría de Salud será la encargada de realizar las gestiones necesarias para extinguir al Insabi, y se da un plazo de 180 días naturales para transferir los recursos del Insabi al IMSS-Bienestar.

La reforma deroga diversos artículos en los que actualmente se reglamenta la designación de la Junta de Gobierno y el director general del Insabi, y elimina aquellos que señalan cómo se integran el patrimonio del Instituto. También transfiere el Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) al IMSS-Bienestar, y faculta a las secretarías de Salud, de la Defensa Nacional y de Marina, así como a las instituciones públicas de seguridad social, Petróleos Mexicanos e IMSS-Bienestar para participar en la elaboración del Compendio Nacional de Insumos para la Salud.

También dispone que los convenios de coordinación que suscriba Servicios de Salud del IMSS-Bienestar con las entidades federativas tendrán una duración de 30 años; y faculta a las secretarías de Salud (SSa), de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), y las instituciones públicas de seguridad social, Petróleos Mexicanos, e IMSS-Bienestar para participar en la elaboración del Compendio Nacional de Insumos para la Salud.

Durante la discusión de la iniciativa, La diputada Frinné Azuara (PRI) señaló que el modelo de salud implementado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador dejó a 15 millones de personas sin atención médica, y provocó que la vacunación a los niños en el país sea una desgracia, porque solo uno de cada tres niños, tienen el esquema completo.

Juan Carlos Maturino Manzanera, legislador del PAN, afirmó que el Insabi representa un fracaso rotundo del gobierno federal en materia de salud, “se los dijimos”. Añadió que el IMSS-Bienestar tendrá el mismo destino, porque el presupuesto destinado al rubro ha descendido sustancialmente.

La diputada María Isabel Alfaro Morales (Morena) dijo que es incongruente que la oposición se queje del estado en el que se encuentra el sector salud, porque “sus administraciones fueron quienes lo llevaron a la crisis financiera”.

Miguel Ángel Varela (PAN) señaló que 35 millones de personas en el país, no tienen acceso a servicios de salud, por lo que debe regresar el Seguro Popular, porque demostró ser un modelo que disminuyó dicha problemática.

El diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) dijo que la reforma busca “rescatar” la mejor estrategia de salud; y aseguró que el Seguro Popular fue utilizado para hacer “negocio con la salud del pueblo”.

La diputada priista Cynthia López Castro celebró que Morena y sus aliados reconozcan que fracasó su modelo de salud, pero lamentó que eso le haya costado la vida a miles de mexicanos que se quedaron sin seguridad social.

Marcelino Castañeda Navarrete, diputado del PRD, afirmó que traspasar las funciones del Insabi al IMSS-Bienestar significa terminar con la vida de otra gran institución que, por años, ha brindado seguridad social a los trabajadores de México. “Es darle más carga al Seguro Social que está al borde de la crisis de por sí, condenándolo a que en dos años, aquí se esté nuevamente discutiendo la desaparición de este Instituto”.

El diputado Mario Riestra Piña (PAN) presentó una moción suspensiva, la cual fue desechada en votación económica, por los diputados de los partidos oficialistas. Señaló que ni siquiera ha querido comparecer el director general del IMSS, Zoé Robledo, ante la Cámara de Diputados, por lo que no hay elementos para analizar la propuesta de Morena para traspasar las facultades del Insabi al IMSS-Bienestar.

Por su parte, Sergio Barrera, legislador de Movimiento Ciudadano, presentó otra moción suspensiva, que también fue desechada en una votación a mano alzada; y alegó que se violó el reglamento de la Cámara Baja al aprobar la iniciativa en fast track.

Durante la discusión de la iniciativa, los legisladores de la oposición criticaron el modelo de salud implementado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Los legisladores oficialistas, en cambio, culparon a las administraciones pasadas de la situación actual del sector salud, así como del desabasto de medicamentos.


Like it? Share with your friends!

Redacción REDTNJalisco
Medio de comunicación comprometido con la verdad. Nuestra convicción es la libertad de expresión y creemos firmemente que a través de ella se abona para la perfección de nuestra democracia.

0 Comments