diciembre 1, 2022

¿Domiciliar o no domiciliar tus pagos?

Domiciliar el pago de diversos servicios es una alternativa que existe para no olvidar ciertos compromisos económicos que se tienen que erogar al mes o bimestre, este método también puede utilizarse para comenzar a ahorrar; sin embargo, sin un control de éste tus finanzas se pueden ver afectadas.

De acuerdo con Coru, empresa de servicios financieros, la domiciliación es un servicio bancario que permite a las personas con una cuenta bancaria autorizar que el banco cobre de manera automática recibos, cobros o facturas por los servicios de otro proveedor, por ejemplo: el pago de la luz, el teléfono, la televisión restringida, la colegiatura, entre otros.

Este proceso ofrece a las personas la oportunidad de mantenerse al día con sus compromisos financieros, evitar retrasos y posibles recargos por ellos, ya que el banco realizará el descuento de los pagos autorizados el día que la persona le indique o bien se establezca por el proveedor del servicio.

Si eres una persona olvidadiza este es un método que te ayudará con ello, sin embargo, se debe tener cuidado con los pagos domiciliados porque podrías continuar pagando servicios que ya no requieres o también poner en riesgos tus datos bancarios.

A Isabel un día el banco le cobro 1,700 pesos en su recibo Telmex cuando cada mes ella paga máximo 399 pesos por ese servicio, ya que lo tiene domiciliado.

Al presentar la reclamación a la empresa de telefonía le dijeron que durante el mes se habían realizado recargas a teléfonos móviles desde una app descargada con sus datos.

La reclamación procedió y como el banco ya había realizado el cobro, porque el pago del servicio estaba domiciliado, la devolución del dinero se realizó como abono para los siguientes recibos.

Recomendaciones antes de domiciliar un pago
Si vas a domiciliar o autorizar cargos recurrentes a tu cuenta bancaria es importante que lleves a cabo diversos protocolos de seguridad para no vulnerar tus datos bancarios ni exponerte a que te realicen otros cobros.

Las contraseñas que tendrás en los servicios que pagas ya sea por medio de apps móviles, páginas web u autorizaciones vía ventanilla, deben tener elementos de seguridad para que no sean vulneradas.

Revisa que la plataforma donde apruebas el servicio de domiciliación sea segura, que cuente con los elementos básicos de seguridad por si presenta alguna cuestión de ciberataque, tus datos bancarios no se vean vulnerados.

Apunta cada pago domiciliado que apruebes. Muchas personas olvidan los pagos recurrentes que se tienen y terminan pagando por servicios que ya no usan o que utilizan poco.

Revisa que los precios que aprobaste en la domiciliación sean los que se te descuentan, a veces aumentan los costos y como se te descuentan cada mes no revisas si estás pagando de más.

Cancela los servicios que utilices poco. Quizá tienes más de una suscripción streaming de televisión, analiza cuál de ellas usas menos y busca cómo quitarla de tus pagos domiciliados, de esta manera dejarás de pagar por algo que casi no usas y además podrás ahorrarte ese dinero.

Pide que topen la cantidad a pagar en cada domiciliación. Algunos servicios como de telefonía u otros puedes solicitar que te topen el monto a descontar de pagos. Es decir, si el costo del servicio al mes sobrepasa de cierta cantidad el banco no podrá descontarte más de eso.

Que sí domiciliar
Cuídate de las membresías de prueba, de los famosos siete días gratis del servicio. En diversas ocasiones se olvida cancelar esos servicios y al haber colocado tus datos bancarios para recibir esos servicios de prueba, se continúa realizando el cobro.

Si bien, domiciliar pagos de servicios te ahorrará tiempo y te ayudará a no pagar recargos, debes tener cuidado con esto para no terminar pagando cosas que no necesitas o dinero de más. Domiciliar ahorro/inversión también es una buena opción para que comiences a acumular dinero para alguna meta.

La ventaja de domiciliar este ahorro es que no tienes que estar cada mes haciendo transacciones para pasar dinero de una cuenta a otra.

Puedes pedir a la institución financiera donde comenzarás a ahorrar que cada semana, quincena o mes te “quite” cierta cantidad de tu cuenta bancaria.

Algunas de las instituciones que tienen este servicio son bancos, sofipos, fintech, cetesdirecto y hasta las afores. Las domiciliaciones pueden ser a partir de 100 pesos.

Leave feedback about this