agosto 19, 2022

El euro y el dólar ahora valen lo mismo: ¿Cuáles son las causas y las consecuencias?

Justo cuando los inversionistas europeos pensaban que las perspectivas para las acciones de la región no podían ser mucho más sombrías, el euro alcanzó este miércoles 13 de julio la paridad con el dólar por primera vez en dos décadas.

El euro cayó para negociarse justo por debajo de un dólar por primera vez desde 2002 y se ha debilitado alrededor del 12 por ciento en lo que va del año. Mientras que el dólar se fortaleció gracias a los datos de inflación de Estados Unidos, que fueron mejores de lo esperado.

El dólar ha estado a favor este año como una inversión de refugio, ayudado por las tasas de interés más altas del país estadounidense y ha habido especulaciones de que el repunte podría incitar a las autoridades mundiales a intervenir para debilitarlo en algún momento.

Sin embargo, el debilitamiento del euro se está convirtiendo rápidamente en un problema para el Banco Central Europeo, ya que su depreciación lo lleva por debajo de la paridad con el dólar.

La caída se suma a los obstáculos para los inversores bursátiles europeos que ya se enfrentan a una desaceleración del crecimiento económico, una inflación vertiginosa y una crisis energética en espiral.

¿Por qué el euro llegó a su nivel más bajo en 20 años?
La caída del 12 por ciento del euro es el resultado de múltiples presiones, desde la guerra en Ucrania hasta una crisis energética y el creciente riesgo de que Rusia corte las exportaciones de gas y empuje a la zona del euro a la recesión.

Algunos analistas dicen que la paridad puede no ser el punto final, sino simplemente un trampolín hacia una mayor debilidad.

Además, economistas señalan que el desplome de la moneda está siendo fomentado tanto por la preocupación por las perspectivas económicas de Europa como por los inversionistas que buscan refugio en el dólar.

También se une el peligro claro y presente de que Rusia corte el suministro de energía y la agitación económica que eso produciría, es decir, un cierre de las fábricas y un racionamiento generalizado de energía.

El pasado domingo, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bruno Le Maire, advirtió que es “probable” que Rusia corte totalmente el suministro de gas a Europa.

Por esta razón, analistas esperan que el banco central europeo responda con un aumento de tasas mayor al previsto para este mes.

Consecuencias
Kit Juckes, analista principal de divisas de Société Générale, considera que el euro es “incomprable” y ve potencial para que caiga a hasta 90 centavos por dólar en un futuro no muy lejano.

También apuntó que es un problema para los consumidores en la economía de 12 billones de euros, alimentando un pico de inflación que ya está fuera de control, con precios que suben a un ritmo récord cercano al 9 por ciento.

Al contrario de lo que sucedió durante la década pasada, esta vez, un euro más débil dañaría la economía. En vez de producir un auge de las exportaciones, la actual racha de abaratamiento de la moneda está causando aún más inflación.

Incluso, la caída sostenida del euro ya ha afectado a las acciones de las empresas centradas en la zona euro más que a las que tienen una mayor exposición al dólar. Por ejemplo, las acciones europeas de Goldman Sachs, con una alta exposición al dólar, han caído alrededor de un 9 por ciento este año, superando con creces a una cesta equivalente nacional, que ha bajado casi un 17 por ciento.

Expertos advierten que el banco central europeo debe tomar medidas para defender el euro, ya que, de lo contrario, la economía solo se debilitará y la recesión se verá agudizada por una crisis monetaria concomitante.

Leave feedback about this