diciembre 5, 2022

Elon Musk tira la toalla y propone seguir adelante con la compra de Twitter al precio original

Las acciones de Twitter se han disparado en Bolsa este martes después de que la agencia de noticias financieras Bloomberg haya publicado que el magnate Elon Musk está dispuesto a seguir adelante con la operación de compra al precio que pactó en abril. Los títulos de la red social han escalado un 13% en un momento antes de que la cotización haya sido suspendida mientras se aclara la situación.

Según ha adelantado Bloomberg, Musk está dispuesto a seguir con su oferta original de 54,20 dólares por acción, que implica valorar la empresa en unos 44.000 millones de dólares (unos 45.000) millones al cambio actual. El financiero ha trasladado la propuesta a la empresa en una carta, según fuentes familiarizadas con la situación que pidieron no ser identificadas, dice la agencia. La cotización de Twitter ha escalado de momento hasta los 48 dólares.

Musk ha dado por roto por tres veces el acuerdo y Twitter ha demandado a Musk para que lo cumpla. El juicio estaba previsto para el 17 de octubre en Wilmington (Delaware), pero ahora queda en el aire. Pese a que el hombre más rico del mundo es hiperactivo en Twitter (ahora se ha enredado en una polémica sobre la guerra de Ucrania) en el momento de publicar Bloomberg la noticia no había tuiteado nada al respecto. La compañía no ha comunicado tampoco aún formalmente al supervisor la recepción de esa carta. No ha trascendido que Musk ponga alguna condición para respetar el precio original. De no haberla, lo previsible es que se llegue a un acuerdo entre las partes que ponga fin al proceso.

Los accionistas de la red social aprobaron la operación formalmente en una junta de accionistas celebrada el pasado 13 de septiembre, aunque ya la víspera los votos favorables eran suficientes para darla por aprobada. Una mayoría abrumadora del 98,6% de los accionistas que votaron lo hicieron a favor de la venta, según los resultados comunicados por la empresa. Eso obligaba a Musk a cerrar la operación en dos días de no ser porque dio por roto el acuerdo.

Otros medios estadounidenses han confirmado el nuevo giro de Musk. Según The Wall Street Journal, los abogados de Musk enviaron la carta a los de Twitter pasada la medianoche del lunes al martes y también registraron un escrito confidencialmente ante el juzgado de equidad de Delaware antes de una vista prevista para este mismo martes. Musk ha retrasado su declaración en el caso ante los abogados de Twitter, lo que había desatado especulaciones sobre la posibilidad de un acuerdo. Su citación estaba prevista ahora para esta misma semana. Debía prestar declaración en Austin (Texas) el jueves y el viernes.

El magnate envió una carta el 8 de julio diciendo que rompía el acuerdo de compra porque Twitter tenía demasiadas cuentas de usuario falsas, un argumento que no resultaba muy convincente. Posteriormente, al conocer una denuncia de Peiter Zatko, el exjefe de seguridad, Musk envió una segunda carta de ruptura a finales de agosto en que decía que esa denuncia revelaban un incumplimiento de los acuerdos de fusión. Y todavía envió una tercera carta de rescisión al conocer la indemnización de 7,75 millones de dólares por despido que recibió el propio Zatko.

Las diligencias previas que se están realizando ya ponen al descubierto cómo Musk era capaz de cerrar acuerdos de miles de millones de dólares para la operación mediante simples mensajes de texto. La impresión general entre los expertos es que sus posibilidades de triunfar en el juicio eran escasas. Eso parece haberle llevado a rendirse y seguir adelante con la operación. Con Musk y su voluble carácter, siempre hay lugar para una nueva sorpresa.

Miguel Jiménez/El Pais

Leave feedback about this