¿Eres millennial o centennial? Este es el plan infalible para ‘salir de las deudas, según Condusef

Si eres joven y entre tus propósitos 2023 es ‘escapar’ de las deudas o disminuirlas, aquí te daremos algunos consejos de la Condusef para que logres tu meta en finanzas personales.


f1280x720 314013 445688 5050

Aunque la pandemia por COVID-19 nos hizo más conscientes de la importancia de la salud y educación financiera, apenas 10 por ciento de los trabajadores mexicanos han logrado un bienestar financiero y el resto enfrenta estrés por cuestiones de dinero y endeudamiento, reveló un reporte de Bienestar Financiero.

En promedio, los mexicanos pasan 14 horas con 51 minutos al mes preocupados por temas como el retiro, gastos del día a día, deudas, gastos médicos para la jubilación y dependientes económicos, como hijos u otros familiares.

Incluso, a pesar de que los centennials y millennials se caracterizan por tener mayor conciencia sobre la importancia de mantener finanzas saludables, factores como la inflación o la pérdida de empleo tras el COVID se han convertido en obstáculos para lograr una estabilidad financiera.

Actualmente, en México los millennials (la generación que tiene entre 25 y 39 años) representan el 22.6 por ciento de la población económica activa, mientras que la generación Z o centennials (jóvenes de entre 15 a 24 años) representan 16.9 por ciento de esta categoría, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por ello, si eres joven y entre tus propósitos financieros para 2023 se encuentra el comenzar sin deudas o disminuirlas, aquí te daremos algunos consejos para que puedas lograrlo.

¿Por qué ha repuntado el endeudamiento entre los jóvenes?
Los jóvenes de ambas generaciones tienen como plan el obtener ingresos en un ambiente laboral más flexible, que les permita tener un balance entre su vida profesional y personal. Sin embargo, no cuentan con una buena cultura del ahorro, por lo que no suelen estar prevenidos ante alguna dificultad económica.

De acuerdo con la Condusef, también tienen dificultad con la forma en que consumen y gastan, ya que este tema no es su prioridad, por lo que tienden a estar más alejados de alcanzar la estabilidad económica.

De acuerdo con una investigación de Rocket, plataforma que brinda asesoría financiera, tanto millennials como centennials ahorran poco, aproximadamente lo equivalente a un salario mínimo y los números suelen ser preocupantes al saber que solo el 1 por ciento de las personas jóvenes de ambas generaciones logran alcanzar ese ahorro.

En el caso de los millennials entre los retos financieros que enfrentan es su escaso hábito del ahorro aunado a su limitada educación financiera, por lo que su deuda mensual alcanza los 30 mil pesos. Mientras que los centennials se caracterizan por comenzar a conseguir sus primeros empleos y sus ingresos suelen ser bajos por falta de experiencia, no obstante, suelen manejar mejor sus finanzas.

¿Qué tipos de deudores existen?
Si tienes deudas, pero aún no eres muy consciente de que tan grave es tu problema, lo primero que debes hacer es registrar o enlistar todas tus deudas, además de conocer cuáles son tus deudas más caras y qué porcentaje de tu ingreso se va en el pago de ellas.

Ante esto, debes saber que existen 4 tipos de deudores:

  • El primero es conocido como “totalero” y son aquellos que pagan el 100 por ciento de su crédito.
  • El segundo es aquel que paga menos del total, pero más del pago mínimo de su tarjeta de crédito.
  • El tercer tipo de deudor es aquel que paga solo el mínimo de su deuda, por lo que suele pagar intereses y tarda más tiempo en liquidar lo que debe.
  • El cuarto es aquel que ha dejado de pagar todas sus deudas y son considerados morosos.
  • Si tu deuda ya consume más del 30 por ciento de tu ingreso o si te identificas con los últimos dos tipos de deudores, te recomendamos seguir los siguientes tips que brinda la Condusef.

¿Cómo puedes liquidar tus deudas?
Una vez que ya tengas tu lista con los detalles de tus deudas, esto te permitirá decidir cómo comenzar a liquidarlas. Puedes iniciar con las más pequeñas y continuar con las más grandes hasta acabar con todas.

Otra estrategia es priorizar las deudas que consumen más intereses, en este panorama se recomienda comenzar a cubrir el pago mínimo más el 10 por ciento de tus ingresos hasta lograr terminar la primera deuda y así continuar con todas las deudas enlistadas.

En caso de que tus deudas ya sean muy grandes…

Como última opción, si tu deuda ya es demasiado grande, entonces será momento de reunirte con tu banco para discutir algún acuerdo, los cuales pueden ser:

  • 1. Consolidación de deuda: este plan permite unificar todas las deudas con el fin de que logres pagar un menor monto mes a mes a un solo proveedor. Recuerda primero comparar cuál banco te ofrece mejores condiciones, así como la menor tasa de interés y comisiones anuales (CAT).
  • 2. Restructuración de deuda: esta estrategia busca conseguir un convenio con el fin de ampliar los plazos originales y así pagar mensualidades más accesibles, pero se corre el riesgo de pagar más intereses. Además, tendrás que contemplar gastos adicionales para cubrir el monto de negociación o gestiones, la mayor ventaja es que podrás mantener una buena calificación en tu historial crediticio.
  • 3. Quita: esta es una de las últimas alternativas y normalmente es utilizada cuando la situación es muy complicada, incluso se intenta llegar a un acuerdo con el banco para que te ofrezca un descuento y así el deudor pueda liquidar su deuda. Con esta estrategia sí afectarás de forma negativa tu calificación en el Buró de Crédito, debido a que no estarías pagando el total de la deuda y sus intereses.

Like it? Share with your friends!

0 Comments