enero 29, 2023

Fed ‘se pone pesimista’; Prevé más inflación y menor PIB

La Reserva Federal de Estados Unidos moderó el ritmo de alzas en la tasa de interés de los fondos federales a 50 puntos base, a tono con las expectativas del mercado, pero avizora más alzas en los siguientes meses, al mismo tiempo que elevó sus pronósticos de inflación y recortó las expectativas para el crecimiento económico del próximo año.

La tasa de interés de los fondos federales se ubicó en un rango de 4.25 a 4.50 por ciento, su mayor nivel desde 2007, y las proyecciones del gráfico dot-plot, en el que 19 miembros del banco central plasman sus proyecciones sobre la tasa, apuntan a incrementos adicionales de 75 puntos base en 2023, lo que llevaría la tasa a un rango de 5.0 a 5.25 por ciento.

Jerome Powell, presidente de la Fed, señaló en conferencia, que en el año se han tomado medidas contundentes para endurecer la política monetaria, pero aún hay trabajo por hacer. “Anticipamos que aumentos adicionales serán apropiados para lograr una postura de política monetaria que sea lo suficientemente restrictiva para que la inflación regrese al 2.0 por ciento”, dijo y señaló que si bien un aumento de 50 puntos base es elevado, “todavía hay un camino por recorrer”.

De acuerdo con los nuevos pronósticos de la Fed, se espera que la tasa alcance un 5.1 por ciento en el próximo año, más que el 4.6 por ciento previsto anteriormente.

Tono más hawkish
Ryan Sweet, economista en jefe para Estados Unidos, de Oxford Economics, señaló que Powell adoptó un tono agresivo, como redención de sus comentarios percibidos como moderados a fines de noviembre.

“Powell necesitaba sonar agresivo para ayudar a endurecer las condiciones del mercado financiero. Hizo hincapié en que el camino de la política monetaria está ligado a los siguientes datos de inflación”, dijo.

Alberto Bernal, director de estrategia global de XP Investment, indicó que la Fed está ‘curándose en salud’ y asumiendo el peor escenario para mandar un mensaje de que está dispuesta a matar la economía con tal de bajar la inflación y ganar un poco más de credibilidad.

En entrevista con el Financiero Bloomberg, consideró que los datos van a mostrar que la inflación está cayendo mucho más rápido, por lo que la Fed en algún momento se va a tener que relajar.

“La Fed está completamente dispuesta a generar una recesión en la economía de Estados Unidos, con tal de bajar la inflación rápidamente al 2.0 por ciento, pero la buena noticia, es que creo sinceramente que no va a ser necesario matar a la economía para bajar la inflación”, dijo, ya que consideró que los datos están revelando que la inflación está cayendo muy fuerte.

Ajuste de pronósticos
Ante la persistencia de presiones inflacionarias y el tono más restrictivo y prolongado por parte de la Fed, los recortes a la tasa de interés podrían darse hasta 2024.

Según el documento del banco central, a finales de ese año el rango de la tasa se ubicaría entre 4.0 y 4.25 por ciento y en 2025 la mayoría de los integrantes ven la tasa por encima de 3.0 por ciento. Más allá del 2025, el Comité estima que la tasa esté en 2.5 por ciento.

Mantener las tasas altas va en línea con los ajustes al alza sobre las expectativas de inflación. El pronóstico para el cuarto trimestre de 2022 pasó de 5.4 a 5.6 por ciento, y en 2023 de 2.8 a 3.1 por ciento.

Para el PIB, la expectativa subió de 0.2 a 0.5 por ciento en el cuarto trimestre de este año, pero se recortó de 1.2 a 0.5 por ciento para el cuarto trimestre de 2023.

“Si bien parece que el final del ciclo de endurecimiento puede estar a la vista, el comienzo de un ciclo de relajación aún está lejos, ya que exprimir por completo a la inflación parece más difícil”, de acuerdo con analistas de Wells Fargo.

Consideraron que las proyecciones no llaman explícitamente a una recesión, “aunque un aumento en la tasa de desempleo, tanto como pronostica ahora la Fed, es consistente con una recesión. Seguimos esperando una recesión leve a partir del segundo trimestre de 2023″.

A %d blogueros les gusta esto: