diciembre 9, 2022

FUERTES IMAGENES: En el Ejido Díaz Ordaz, en BC, localizan cementerio clandestino del Cártel de Sinaloa

Ciudad de México/ 28 de julio de 2022. – Peritos en criminalística trabajan a marchas forzadas en un camino vecinal del Ejido Díaz Ordaz, Delegación Punta Colonet al Sur de Ensenada, desde que el domingo 17 de julio fueron encontrados siete cráneos, pues se presume podría haber más restos humanos.

El hallazgo tuvo lugar a las 11:50 horas de la fecha en mención, a unos 15 kilómetros de la Carretera Transpeninsular Ensenada-La Paz, tras los primeros reportes de que habían sido vistas “seis o siete osamentas esparcidas”.

Agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) asignados a la zona de San Quintín revelaron a ZETA que ese lugar es un “tiradero de cadáveres” y atribuyen esos delitos a grupos delictivos afines al Cártel de Sinaloa, considerados desde hace años como una “policía comunitaria”.

Sobre el reciente caso, la Guardia Nacional (GN) se encargó de mantener custodia permanente en la zona, en lo que se trasladaba al lugar el único antropólogo forense de la FGE en Baja California.

En lo que va de 2022, han sido localizadas al menos doce osamentas en distintos puntos de Ensenada y San Quintín. Uno de los cuerpos portaba un documento con el nombre Isaac Martínez López (alias “El Chapo”) y otro una identificación a nombre de Ernesto Alonso Martínez Villegas, según compartieron los integrantes del Colectivo de Búsqueda SQ.

Debido a que en la mayoría de los casos los cuerpos se encuentran en estado de descomposición, las investigaciones son iniciadas como homicidio simple.

Las crueles imágenes reflejan que algunas víctimas fueron ultimadas a balazos, otras se aprecian descuartizadas; en forma preliminar, son seis cuerpos masculinos y uno femenino.

A ras de terreno hay cráneos con orificios en la cabeza o cadáveres en posición decúbito dorsal; también tienen poca ropa o se nota que fueron consumidos por animales.

Para los grupos de buscadores, este tipo de hallazgos representa un “tesoro”, pues así suelen expresarlo algunas familias que sufren la pérdida de sus allegados.

Autoridades de la FGE han referido de forma oficial, el encuentro de 19 osamentas en Ensenada y San Quintín. Sin embargo, esta cifra contrasta con la información de organizaciones de la sociedad civil, pues sus integrantes han contabilizado el hallazgo de 40 osamentas entre enero y el 20 de julio de 2022.

A su vez, las zonas de búsqueda en Ensenada y SQ representan un verdadero peligro para los integrantes de los colectivos, al tener que caminar por senderos, acantilados y zonas de dominio del crimen organizado, con el fin de encontrar pistas que los lleven a sus apreciados “tesoros”.

DETALLES DEL HALLAZGO EN EL EJIDO DÍAZ ORDAZ

Los restos fueron ubicados por integrantes de los colectivos mientras realizaban un recorrido por un sitio abierto, en la falda de un cerro despoblado, en el Ejido Díaz Ordaz.

Además de la reducción esquelética, las pocas prendas y calzado, así como los fragmentos dispersos, las y los buscadores encontraron una hoja de papel con la leyenda Servicios Postpenales Comisión Estatal de Sistema Penitenciario de Ensenada Baja California.

Junto con los siete cráneos referidos, había huesos largos, arcos costales, huesos planos y otros cortos, así como caderas, mandíbulas y columna vertebral con arcos costales y sacro.

El rescate de los restos ha sido complicado debido a la topografía del predio, la falta de señal de internet y para telefonía. Tampoco han sido encontrados indicios balísticos.

Debido a que se ubican a más de 500 kilómetros de la cabecera municipal de Ensenada, todas las delegaciones del Sur han padecido la localización de fosas clandestinas.

José Fernando Ortigoza Mugarte, secretario de la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, declaró a este Semanario que al problema de distancia, se le suma la poca infraestructura en materia de seguridad.

De acuerdo a datos del colectivo, hasta 2020 y antes de que San Quintín se convirtiera en municipio, las familias no solían interponer denuncia.

En su relatoría, Ortigoza Mugarte enumeró a las agrupaciones y cantidad de personas que buscan: Buscadoras de San Quintín tiene a 20 personas desaparecidas; Buscadores de San Quintín refiere 13; y en San Vicente hay otros 13 en ese estatus.

MÁS MUJERES DESAPARECIDAS Y MÁS DESORDEN EN COMISIÓN

José Fernando Ortigoza Mugarte se mostró alarmado porque en los últimos dos años aumentó la cifra de mujeres desaparecidas o localizadas en fosas y terrenos alejados de la mancha urbana.

Según una estadística elaborada por colectivos que operan en Baja California, de 70 casos que atraen de personas desaparecidas, alrededor del 30 por ciento corresponde a mujeres.

Para Ortigoza, uno de los problemas que más afecta a las agrupaciones, es que la Secretaría General de Gobierno de Baja California no ha nombrado al titular de la Comisión Local de Búsqueda, pese a que la Ley dicta que el cargo puede estar acéfalo por un máximo de 30 días.

Recordó que el último nombramiento fue desechado debido a que las organizaciones no estuvieron de acuerdo con la manera en que se llevó a cabo la convocatoria.

“No se trata de comprar herramientas para salir a campo, sino de tener una oficina en los lugares más alejados para dar atención a las víctimas de este delito”, argumentó, para luego insistir en la necesidad de colocar en los puestos a personas “con el mismo problema”, de lo contrario, no desarrollan la sensibilidad necesaria para enfrentar el problema o tratar a los familiares.

A su parecer, lo único “oficial” dentro de la Comisión es el interinato de Rafael Hernández, “pero se la pasa en foros cuando tiene que estar en oficina, como en el terreno que va a dirigir, por eso la importancia de un conocedor en el tema”.

Acorde con el dirigente, la persona designada debe efectuar labores de búsqueda en campos difíciles, como los arroyos de Tecate, San Quintín y Ensenada.

Las corporaciones forenses tardan de seis meses a un año en entregar los resultados de las pruebas de ADN para identificar los restos, con el argumento de no tener los reactivos ni gente para hacer el proceso rápido.

También, que hay 20 millones de pesos “detenidos” para construir panteones ministeriales, con el fin de que los cuerpos sin identificar, vayan a la fosa común.

Hasta julio del año en curso, las organizaciones tenían los cuerpos de 120 personas sin identificar, cifra muy por debajo en comparación a 2020 y 2021, cuando alcanzaron de 400 a 500 cadáveres sin un cotejo de ADN.

“En San Vicente, ahí mismo los entierran, no los dejan en la superficie. Lo que es San Vicente, Punta Colonet y el Ejido Díaz Ordaz, hay un chingo de desaparecidos sin denuncia”, expondría por su parte un agente de la FGE asignado a San Quintín.

Sin Embargo/ Zeta.

Leave feedback about this