enero 30, 2023

Hoy nos Toca… hablar de lo que dejó el mundial

Por Jesús Francisco Ramírez Bañuelos

@ramirezbanuelos

La fiesta qatarí ha terminado y comienza la norteamericana, en realidad estadunidense del soccer. Hoy nos toca… hablar de lo que dejó el mundial.

Hagamos un recuento de lo que ha pasado. Primero, lo evidente, el fútbol es un gran negocio. Uno no muy transparente, por cierto.

Segundo, los aficionados cada vez están menos dispuestos a ser engañados, incluso por las herramientas tecnológicas que intentan restablecer el ethos perdido en el deporte.

Tercero, el mundo está necesitado de ídolos. Tan es así que hemos pasado de la sucesión a la transposición de los héroes. No ha concluido su carrera Messi cuando ya ha sido desplazado por Mbappé.

Cuarto, ha quedado demostrado que los grandes logros son comunitarios no individuales. Por cierto, también los grandes fracasos son producto de las deficiencias colectivas.

Catar 2022 fue lo que se esperaba, bueno un poco más. También fue el resurgimiento de la esperanza musulmana de acercarse a la corriente occidental en un mundo cada vez más diverso.

¿Y México? México sigue siendo comparsa del evento. Eso sí, uno de los mayores consumidores del mismo. Suerte que la próxima ocasión seremos anfitriones, aunque sea residuales.

A %d blogueros les gusta esto: