octubre 7, 2022

Hoy nos toca… Hablar del «pulso de vida»

por Jesús Francisco Ramírez Bañuelos

Twitter: @ramirezbanuelos

Hay información que salva vidas. Hoy nos Toca…hablar del “pulso de vida”.

Lamentablemente, para nadie es novedad la crisis de seguridad que vivimos en México. En ese contexto, destaca la violencia contra las mujeres. Hoy quiero compartir contigo información relevante que puede ayudarte a ti o a tus mujeres queridas a salvar la vida.

Empiezo, con lo básico —que reconozco que ignoraba antes de tener una interesante entrevista con una activista que me ayudó a comprender la importancia del tema—.

¿Qué es el «pulso de vida»?

Es un dispositivo geolocalizador que pueden tener las mujeres que han sido víctimas de amenazas o atentados en contra de su integridad personal o de su vida.

Estos dispositivos son un pequeño objeto que portan las mujeres, generalmente colgado de su cuello y que tienen un botón con el que activan una alarma que recibe el C5 (centro de emergencias) y transmite la señal a la unidad policíaca más cercana.

Según la información que me proporcionó mi entrevistada, estos dispositivos actualmente se usan con mayor frecuencia en los municipios conurbados de la Zona Metropolitana de Guadalajara y no implican ningún costo para las usuarias sino que se pagan del erario.

¿Cómo se obtiene el «pulso de vida»?

Es importante que sepas que en caso de que seas una mujer o conozca alguna que sufre violencia en cualquiera de sus tipos (física, psicológica, patrimonial, obstétrica, emocional, sexual) y modalidades (familiar, institucional, laboral, docente, en la comunidad, feminicida, política) puedes acudir al Centro de Justicia para la Mujer (CJM) el cual está ubicado en la calle Álvaro Alcázar no. 5869 esquina con Av. Circunvalación en la Col. Jardines Alcalde en Guadalajara.

En el CJM se brinda atención las 24 horas del día, los 365 días del año. Ahí, encontrarás información, asesoría y seguimiento en caso de ser víctima de violencia contra la mujer.

En caso de que se presenten circunstancias que amenacen o hayan dañado tu persona, el Ministerio Público puede dictar medidas para evitar que se sigan presentando actos violentos en contra de la víctima. Una de esas medidas es el otorgamiento del “pulso de vida”.

De ser otorgado el “pulso de vida” se brinda la orientación necesaria a la usuaria para saber cómo y en qué circunstancias hacer uso de él.

¿Qué sustenta legalmente el «pulso de vida»?

Nuestro país tiene un amplio marco legal, tanto nacional como internacional en materia de violencia contra la mujer.

Entre los textos legales de naturaleza internacional más importantes tenemos los siguientes:

  • Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Declaración y Plataforma de acción de Viena, Conferencia Mundial de Derechos Humanos.
  • Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
  • Pacto Internacional de Derechos Políticos y Civiles.
  • Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
  • Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.
  • Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena.
  • Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer.
  • Convención sobre la Nacionalidad de la Mujer Casada.
  • Convención sobre el Consentimiento para el Matrimonio, la Edad Mínima para Contraer Matrimonio y el Registro de los Matrimonios.
  • Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).
  • Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
  • Recomendación Generales CEDAW.
  • Convención sobre los Derechos del Niño.
  • Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  • Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, que Complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.
  • Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo
  • Declaración y Plataforma de acción del Cairo.
  • Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y Caribe
  • Programa de acción regional para las mujeres de América Latina y el Caribe.
  • Consenso de Montevideo.
  • Declaración y Plataforma de acción de Beijing.
  • Agenda 2030, Desarrollo sostenible (2015).
  • Convenio 100 relativo a la Igualdad de Remuneración entre la Mano de Obra Masculina y Femenina por un Trabajo de Igual Valor.
  • Convenio 111 relativo a la Discriminación en Materia de Empleo y Ocupación.
  • Convención sobre la Nacionalidad de la Mujer.
  • Convención Interamericana sobre Concesión de los Derechos Civiles a la Mujer.
  • Convención Interamericana sobre Concesión de los Derechos Políticos de la Mujer.
  • Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, “Convención de Belém do Pará”.
  • Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
  • Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad.
  • Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas Conexas de Intolerancia.
  • Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia.

Mientras que en el ámbito nacional, tenemos principalmente los siguientes instrumentos legales:

  • Ley del Instituto Nacional de las Mujeres.
  • Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.
  • Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.
  • Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
  • Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.
  • Ley General de Víctimas.
  • Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.
  • Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Como te puedes dar cuenta, el “pulso de vida” es una herramienta que puede salvar la vida de las mujeres que están en riesgo. Es cierto, no es la solución a la violencia generalizada en contra de las mujeres. Sin embargo, bien utilizado y con la información suficiente puede ser una opción para que las víctimas de estos tratos inhumanos tengan una atención más pronta para evitar una tragedia.

Hoy, te invito a que difundas esta información entre tus familiares y conocidos. Mientras más se conozca haremos de nuestra sociedad una más informada y cohesionada.

Leave feedback about this