diciembre 5, 2022

Inflación y canasta básica, por las nubes: Una familia necesita de 22 mil pesos para sobrevivir

En agosto pasado autoridades estatales dieron cuenta de cómo, de acuerdo a propias cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la pobreza laboral en Jalisco ha disminuido un 18.5%, es decir, que hay menos población cuyo ingreso laboral no es suficiente para alimentar a los miembros de su hogar, sin embargo, ello no quiere decir que no exista un sector que todavía viva en la carencia.

Inflación y canasta básica, por las nubes
Al primer semestre de este 2022 la inflación en México y Jalisco ya sobrepasaba el 8%, lo que evidentemente vino a repercutir en la adquisición de los productos de la canasta básica.

Tan solo en junio pasado expertos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), en las mediciones que hacen de manera constante, ya calculaban que para adquirir 123 productos de la canasta básica se tendrían que destinar 11 mil 529 pesos para una familia de cuatro personas. Sin embargo, agregando servicios de agua, luz, teléfono o renta, el monto incrementa a 22 mil 182 pesos al mes.

El panorama en sí mismo no suena alentador ya que, de acuerdo al investigador Héctor Iván del Toro Ríos, el 32.15% de la población jalisciense subsiste con menos 15 mil pesos, puesto que solo el 10.51 gana por encima de cinco salarios mínimos., y en un ámbito más generalizado respecto al nivel de pobreza, según Coneval, demuestra que del 2018 al 2020 el porcentaje de la población en situación de pobreza en el país incrementó de 41.9 a 43.9%, que en cifras más concretas se traducen en 51.9 a 55.7 millones de personas. En pobreza extrema se pasó de 8.7 a 10.8 millones de habitantes.

Por carencias sociales, detalla en su informe, el mayor cambio se detectó en un aumento de 12 puntos en el de acceso a los servicios de salud que pasó del 16.2 al 28.2%. Rezago educativo y acceso a alimentación nutritiva y de calidad tuvieron aumentos (ligeros) del 0.25 y 0.31 puntos porcentuales, remarcando así los aspectos de los que más carecen los ciudadanos en situación de pobreza en el país y el estado.

El 17 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, con el cual se busca concientizar sobre la precarización en la que muchos aún viven a falta de suministros y condiciones para subsistir dignamente.

Es en este sentido que cobran relevancia cifras del propio Coneval, cuyas mediciones dan cuenta por ejemplo que en Jalisco existen por lo menos 15 municipios que registran altos niveles de pobreza en su población.

De manera específica detalla en la ‘Medición de Pobreza a nivel Municipal 2020’, que recaba datos de la última década para ver el desarrollo, que en estos municipios de la entidad entre el 51 y 80.1% de su población vive en una situación de pobreza, siendo el menor de este rango Huejuquilla el Alto y el mayor Mezquitic.

Quienes se encuentran dentro de este rango concretamente son Atemajac de Brizuela (73.2%); Ayotlán (52.2%); Bolaños (54.7%); Cuautitlán de García Barragán (57.5%); Chimaltitán (65.8%); Chiqui listlán (68.4%); Hostotipaquillo (63.7%); Jilotlán de los Dolores (53.3%); Santa María del Oro (55.3%); Mexticacán (58.3%); Quitupan (55.1%); Santa María de los Ángeles (54.6%); y Tizapán el Alto (53.3%).

Al primer semestre de este 2022 la inflación en México y Jalisco ya sobrepasaba el 8%. Foto. Francisco Rodríguez | El Occidental
Los primeros dos lugares con mayor número de habitantes en situación de pobreza (Mezquitic y Atemajac de Brizuela), cuentan con 22 mil 186 y 7 mil 794 ciudadanos. De estos, el 17.1 y el 22.5% respectivamente son vulnerables por carencia social.

Si bien en algunos rubros han disminuido aspectos que los mantienen alejados de una vida digna, lo cierto es que en la mayoría los porcentajes continúan como algo significativo pues mientras en Mezquitic el 10.5 por ciento de su población sufre carencia en servicios de salud, Atemajac de Brizuela lo detecta en el 40.9% de sus habitantes. Por carencia en acceso a la alimentación registran 48.1 y 25 por ciento; en tanto que la población con al menos una carencia social se posiciona en el 97.2 y 95.7% respectivamente.

Sin embargo esto es solo por un lado, ya que en otra estadística del Coneval, concretamente en la ‘Medición multidimensional de la pobreza’, registra que del 2018 al 2020 incrementó el porcentaje de personas en situación de pobreza al pasar de 27.8 al 31.4 por ciento, es decir, de 2.2 a 2.6 millones de personas en Jalisco aproximadamente.

Esto solo se contrasta, en la misma medición, con el hecho de que disminuyó por el otro lado la población vulnerable por carencia social, al pasar del 34 al 28.4% o de 2.7 a 2.3 millones de ciudadanos. Por indicadores de carencia social, el de acceso a los servicios de salud es donde más problema hay, pues incrementó de 19.4 a 32.1 por ciento, es decir, de 1.5 a 2.6 millones. Rezago educativo, seguridad social, vivienda y alimentación nutritiva disminuyeron.

Leave feedback about this