La barbarie contra cinco amigos sume en el terror a Lagos de Moreno, Jalisco

#NoticiasEnRed #CJNG #DelincuenciaOrganizada #YMG Una casa en Lagos de Moreno, Jalisco, ha quedado marcada por un acto de violencia inimaginable: manos impresas con sangre en las paredes son el sombrío testimonio de la barbarie que ocurrió allí. Cinco jóvenes, amigos de toda la vida, fueron privados de la libertad, torturados y presuntamente asesinados por sicarios vinculados al narcotráfico.


Captura de pantalla 2023 09 07 101959

Lagos de Moreno, Jalisco/ 7 de septiembre de 2023. – Una casa en Lagos de Moreno, Jalisco, ha quedado marcada por un acto de violencia inimaginable: manos impresas con sangre en las paredes son el sombrío testimonio de la barbarie que ocurrió allí. Cinco jóvenes, amigos de toda la vida, fueron privados de la libertad, torturados y presuntamente asesinados por sicarios vinculados al narcotráfico.

Hace casi un mes que Dante, Diego, Jaime, Roberto Carlos y Uriel no han regresado a sus hogares, uniéndose a la aterradora estadística de 111 mil 200 personas desaparecidas en México.  

Lo que hace que este caso sea aún más espeluznante es que el tormento infligido a estos jóvenes fue difundido en una fotografía y un video que circulan ampliamente.

Las imágenes los muestran arrodillados, con las manos atadas, amordazados y con signos de tortura en sus rostros. Una escena aún más perturbadora muestra a uno de los jóvenes aparentemente obligado a atacar a uno de sus amigos ante dos cuerpos inertes.

Familiares y amigos recuerdan a estos jóvenes como personas talentosas y con sueños por cumplir.

«Eso no se lo merece ni el más malo», afirma Ana Martínez, hermana de Jaime, albañil de 21 años a quien recuerda como un «crack» del fútbol que dejó su sueño de ser profesional en este deporte por falta de recursos. 

Roberto Carlos, un estudiante de ingeniería industrial de 20 años, soñaba con migrar a Canadá, pero su vida fue truncada de manera trágica.

«Mantenemos la ilusión de que nos regresen el cuerpo para darle cristiana sepultura», dice resignado Armando Olmeda, padre de Roberto Carlo

La comunidad de Lagos de Moreno vive ahora en un estado constante de miedo, mientras que los delincuentes parecen tener un control cada vez mayor, los jóvenes son las principales víctimas de desaparición. 

«Ser joven en Lagos y salir en la noche es ponerte una pistola en la boca (…). Ya no sé si voy a regresar», asegura un estudiante universitario. Cabe mencionar que recientemente se denunció que un vigía o ‘halcón’ rondaba el plantel de la Universidad de Guadalajara

Las autoridades han desplegado operativos en la zona y han capturado a 85 individuos por delitos relacionados con la desaparición de personas, según informó el coordinador estratégico de Seguridad, Ricardo Sánchez Berumen. 

La lucha entre cárteles de la droga, como el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), parece haber llegado a las calles de esta ciudad. Aunque la fiscalía no ha revelado oficialmente las razones detrás de este brutal crimen, se han escuchado varias teorías, desde el reclutamiento forzado de jóvenes hasta la intención de los narcos de mostrar su poder.

En una de las viviendas que presuentamente fue usada para torturar a los jóvenes se lee en las paredes «Bienvenidos MZ», en aparente alusión a Ismael «Mayo» Zambada, uno de los jefes del Cártel de Sinaloa, en guerra con CJNG, la mayor organización criminal de México expandida a varios países.

El estado de Jalisco, donde se encuentra Lagos de Moreno, es uno de los más afectados por la desaparición de personas, con casi 15 mil 000 casos en total. Esto se relaciona en gran medida con la militarización de la lucha contra el narcotráfico en 2006, que ha llevado a un aumento significativo en la tasa de homicidios.

Las familias de las víctimas, desesperadas ante la inacción de las autoridades, han comenzado a buscar a sus seres queridos por sí mismas, a menudo enfrentando peligros y amenazas en el proceso. La economía local también ha sufrido, con una disminución del 70% en las ventas comerciales debido al clima de inseguridad. «Ni en pandemia vivimos algo así», aseguran los comerciantes. 

La tragedia de estos cinco jóvenes desaparecidos en Lagos de Moreno también ha revivido el dolor de otros familiares que han perdido a sus seres queridos en circunstancias similares. Las heridas emocionales siguen sin cicatrizar, y la incertidumbre sobre el destino de sus hijos y amigos es una carga constante.

En medio de este oscuro panorama, las familias afectadas siguen buscando respuestas, manteniendo la esperanza de que algún día sus seres queridos regresen y encuentren la paz que tanto merecen.


Like it? Share with your friends!

Yury Márquez Gómez
Abogado postulante interesado por el desarrollo de la región. Doctorado en Derecho y defensor de derechos humanos.

0 Comments