diciembre 2, 2022

La inflación no perdona ni a la cerveza; tiene su mayor alza en 12 años

Si eres de los que va a la fiesta y dice «yo pongo para las chelas», piénsalo dos veces, porque tu bolsillo puede resentirlo al tratarse de uno de los productos víctima de la inflación y que su precio se ha disparado como la espuma este 2022.

Datos del Inegi muestran que la cotización de la cerveza se incrementó 11.2% durante septiembre de este año en comparación con igual mes de 2021, lo que significó la mayor variación en más de 12 años (151 meses).

La cerveza, al igual que muchos otros bienes de esta categoría, ha resentido los efectos de los altos precios, sobre todo de los insumos que sirven para su producción, como la malta, el agua, el lúpulo, la levadura y el azúcar.

Además, por tratarse de uno de las bebidas más populares entre los paladares mexicanos, el incremento de su precio se ubica por encima de otros productos como el vino, el ron y el tequila.

Solo el brandy tuvo un aumento que superó a la chela, al reportar una variación de 11.6% anual en septiembre, la más alta en prácticamente 22 años.

En junio de este año, Expansión publicó que otro factor detrás del encarecimiento de la cerveza fue el desabasto que registraron tienditas e incluso algunos Oxxo.

Entre los problemas que se explicaban entonces estaba la escasez de vidrio, insumo importante para una parte de la producción de la cerveza.

¿Cuánto cuesta una cerveza en México 2022?
De acuerdo con el Inegi, algunas de las presentaciones de cerveza más caras durante septiembre se hallaron en Cuernavaca, Morelos; Colima, Colima; Guadalajara, Jalisco; Veracruz, Veracruz, y Cancún, Quintana Roo.

Por ejemplo, la chela artesanal Insurgente, en botella de 355 mililitros se ofreció en 232.78 pesos en Cuernavaca, Morelos.

La segunda cerveza más costosa para el bolsillo del consumidor fue en Colima, Colima, donde se tuvieron que desembolsar 126.76 pesos por una Colimita clara artesanal, en botella no retornable de 355 mililitros.

Una minerva oscura de igual tamaño que las anteriores significó gastar 125.92 pesos en Guadalajara, Jalisco, mientras que una Corteza de bronce, artesanal implicó 112.68 pesos.

Y aunque en el mar la vida es más sabrosa, en Cancún hay que llevar la bolsa o la billetera cargada de dinero, porque una cerveza Rey artesanal de 355 mililitros costó 109.86 pesos.

¿Dónde está más barata?
Por increíble que parezca, México no es de los países con mayor consumo per cápita, pese a sí ser de los que más producen (séptimo lugar) y el mayor exportador.

Sin embargo, si el precio de la chela en Tepic, Nayarit o en Toluca, Estado de México fuera el promedio nacional seguramente el consumo se dispararía por lo accesible.

Los datos del Inegi muestran que en esa localidad se encontró la botella de 355 mililitros más barata. Se trata de una Corona Clara Light de solo 17 pesos.

Pero en Toluca, Estado de México, no se quedan atrás, pues en ese sitio se pudo encontrar una Victoria oscura en igual, 17 pesos.

Los países con el mayor consumo de cerveza en el mundo son República Checa, Austria, Polonia, Rumania, Alemania, Estonia, Namibia, Lituania, Eslovaquia e Irlanda. México ocupa la posición 24, de acuerdo con Kirin Brewery Company, firma especializada en la industria cervecera.

Información del gobierno mexicano data que México es el número 15 como importador de cerveza y que el consumo per cápita es de 60 litros por año.

Además del peso importante que tiene el producto en la industria mexicana, también apoya a otros sectores de la economía, como el primario (la agricultura), en la producción de cebada, arroz y maíz.

Leave feedback about this