Las Chivas de Fernando Gago se imponen a FC Juárez y mantienen su racha invicta


Guiselle chavez

Chivas está totalmente imparable esta ha sido su cuarta victoria consecutiva del Rebaño Sagrado, tres en Liga MX y una en la Copa de Campeones de la Concacaf. Este sábado, la escuadra rojiblanca tuvo paciencia y herramientas suficientes para abrir a un Juárez que parecía decidido a proteger el cero en su arco. Con goles de Antonio Briseño y Víctor Guzmán, se impuso por 2-1.

Para buscar su tercer triunfo consecutivo en Liga MX, el técnico Fernando Gago volvía su cuadro titular, luego de haber descansado a varios elementos frente al Forge de Canadá, a media semana por la Copa de Campeones de Concacaf. Pero se topó con un rival decidido a defender bien para salir con algo de esta cancha. Romper el 5-4-1 del adversario era complicado para los rojiblancos.

Por eso, en los primeros minutos se le dificultó generar peligro. Fernando Beltrán probó de larga distancia, al ‘6, pero su potente disparo salió desviado. Más tarde, al ‘24, Roberto Alvarado apostó por la acción individual: aceleró superando a tres contrarios, logró ingresar al área y sacó un tiro cruzado que pasó por un costado.

Guadalajara era el único equipo que intentaba sobre el césped. Juárez, último de la tabla, esperaba hasta con los 11 en su cancha. Al ‘28, Mateo Chávez tomó la redonda por izquierda y lanzó el servicio raso, con fuerza. Alan Mozo apareció dentro del área. No conectó bien. Desperdició la opción. Tres minutos después, Pável Pérez cobró un tiro libre, por encima del arco.

Le costaba mucho abrir espacios. Entonces, el Rebaño Sagrado utilizó otro recurso: la pelota parada. Tiro de esquina por el costado derecho. Cobró Roberto Alvarado. Centro cerrado. Dentro del área, Antonio Briseño se quitó de encima de la marca con un buen movimiento. Entró solo. Incluso se agachó para poder conectar de cabeza.

Sólido testarazo que terminó en las redes. Gol de Chivas. Explotó la grada del Estadio Akron, conectada como pocas veces con su equipo, contagiada del entusiasmo que dejan las victorias. El Pollo celebró eufórico. Al minuto 33, el conjunto rojiblanco ya estaba en ventaja. La tribuna empezó a cantar para apoyar a los suyos.

Para la segunda parte, el cuadro visitante estaba obligado a abrir un poco ese planteamiento que propuso de arranque. Ya no es que quisiera: ahora tenía que atacar en busca de la igualada. Así, el Rebaño Sagrado podría encontrar mayores espacios. Al minuto 53, Víctor Guzmán tomó el esférico fuera del área y sacó un disparo potente. Sebastián Jurado voló para desviar. Atajadón.

Un minuto después, Pavel Pérez llegó a línea de fondo por el costado izquierdo. Metió una diagonal que encontró a Roberto Alvarado. Dentro del área chica, el Piojo remató a quemarropa. Sobre la línea de gol, Sebastián Jurado salvó nuevamente a su equipo, al ‘54. Más tarde, con espacios abiertos, escapó Cade Cowell al ‘73. Cedió para el Piojo Alvarado, que se tardó en definir y el arquero le sacó la redonda con un manotazo.

Guadalajara encontró recompensa enseguida. Víctor Guzmán aguantó perfecto fuera del área para filtrar un gran pase. Cade Cowell entró solo, por izquierda. Acomodó el cuerpo. Remató con pierna derecha. Buscaba el poste más lejano. Otra atajada de Sebastián Jurado. Pero esta vez el balón quedó ahí suelto en terreno peligroso.

El Pocho solamente tuvo que empujar al fondo de las redes, al ‘76. Explotó de nuevo la tribuna. Los rojiblancos corrieron hacia el banderín de tiro de esquina. Cowell, mexicano nacido y criado en Estados Unidos, ha sido apodado el Vaquero. Guzmán lo cargó sobre su espalda y entonces hizo precisamente como un vaquero que cabalga hacia el triunfo. Gran unión en el plantel.

En la recta final del encuentro, el novato Leonardo Sepúlveda levantó la pierna y contactó a Luis Castro. El árbitro fue llamado a revisar la acción en el VAR. Tras consultar las repeticiones, expulsó al joven rojiblanco, que había ingresado de cambio al ‘83 y se retiró al ‘87. Todos sus compañeros se acercaron, camino al vestidor, para darle ánimos tras lo ocurrido.

En el tiempo agregado, el visitante se lanzó al frente. Yael Padilla entró con la pierna elevada y contactó a José Javier Abella dentro del área. El partido continuó y posteriormente fue llamado el árbitro para revisar en el VAR. Tras ver las repeticiones, marcó el penal. Angel Zaldívar, ex del Guadalajara, cobró con pierna izquierda para anotar el 2-1, al ‘95.

El tiempo no dio para más. Chivas consiguió su cuarta victoria de forma consecutiva, tres en Liga MX y una en la Copa de Campeones de la Concacaf. El equipo de Fernando Gago funciona cada vez mejor. Conecta con su afición y en la cancha es notoria la unión que existe entre los jugadores. Con 11 es por ahora cuarto de la tabla. Juárez, por su parte, sigue último del Clausura 2024, con apenas dos unidades.


Like it? Share with your friends!

0 Comments