enero 30, 2023

¿Me pueden obligar a trabajar si tengo COVID-19? Esto dice la ley

En esta sexta ola de contagios de COVID-19, la Ley Federal del Trabajo te respalda si te enfermas y no quieren darte días de reposo en la empresa donde trabajas.

La Guía Jurídica por Afectaciones Derivadas de COVID-19 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que “si un empleado adquiere una enfermedad contagiosa (como el COVID-19), la relación de trabajo se suspenderá de manera temporal y terminará hasta que concluya el periodo fijado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), o antes, si la enfermedad cesa”.

El artículo 42 de la Ley Federal del Trabajo en la sección I y II es el que establece la suspensión de labores del trabajador en caso de enfermedades contagiosas.

¿Cómo pedir incapacidad laboral por COVID ante el IMSS en 2023?
Si tienes COVID y necesitas de una incapacidad deberás ser valorado en tu unidad del IMSS, donde especialistas dirán el tiempo necesario de reposo.

Anteriormente el Instituto tenía una plataforma en la que solicitabas tu incapacidad desde casa; sin embargo, esta cerró en la segunda mitad de 2022 debido a la baja de peticiones.

A pesar de que la situación de COVID en México ya no genera tantas hospitalizaciones ni casos graves en la actualidad, la enfermedad aún es altamente contagiosa.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mortalidad a causa del virus se redujo en un 90 por ciento en diciembre de 2022 a comparación del peor pico de la pandemia ocurrida a finales de 2020 e inicios de 2021.

A pesar de que genera menor riesgo, el portal de la UNAM explica que la enfermedad, al ser contagiosa, debe tratarse como cualquier otra, por lo que deberás solicitar un certificado de incapacidad ante el IMSS.

¿La desatención al COVID es peligrosa?
La OMS dijo en diciembre que aunque la mortalidad a causa del virus bajó, la ausencia de pruebas COVID en diferentes partes del mundo propicia que la comunidad científica no comprenda cómo evolucionan las variantes del virus y mutaciones de ómicron. Este desconocimiento también es un reflejo de la brecha mundial que existe en el acceso a la vacunación y diagnóstico oportuno.

Lo anterior quiere decir que la falta de pruebas y protección a las personas abre la puerta a la llegada de nuevas variantes, que ponen en riesgo a la población que ya está vacunada.

Además, las brechas de los sistemas de salud, así como la falta de atención a personas con secuelas del virus, significan que la comunidad científica y las autoridades no sabrán como prevenir una nueva pandemia.

A %d blogueros les gusta esto: