diciembre 4, 2022

¿Otra caravana? Inflación en Venezuela escala a 300% y reaviva ola migratoria hacia EU

La inflación está volviendo a rugir en Venezuela, amenazando con socavar la frágil recuperación económica orquestada por el presidente Nicolás Maduro y reavivar una ola migratoria que acababa de comenzar a disminuir.

Los precios se han disparado a una tasa anual del 359 por ciento en los últimos tres meses, según un índice compilado por Bloomberg. Si bien eso está muy por debajo de los máximos hiperinflacionarios más salvajes de los últimos años (el índice registró alrededor del 300 mil por ciento en 2019), ha aumentado notablemente desde principios de este año.

El aumento de los precios revela un importante cambio de política por parte de Maduro. Después de años de controlar el gasto y reducir un déficit presupuestario inflado, el gobierno está aflojando los hilos de la cartera nuevamente, desembolsando dinero en efectivo para todo, desde bonos de vacaciones hasta dádivas para los leales al Partido Socialista. Todo ese efectivo adicional en la economía está alimentando la disminución del valor del bolívar frente al dólar y elevando los precios al consumidor.

“Venezuela técnicamente ha salido de la hiperinflación, pero está atrapada en altas tasas mensuales de inflación”, dijo Daniel Cadenas, profesor de economía de la Universidad Metropolitana de Caracas. “No veremos menos del 100 por ciento de inflación anualizada a menos que haya un cambio en la política económica”.

El dolor de la disminución del poder adquisitivo es una de las razones por las que las personas se ven obligadas a migrar, dijo Cadenas. Más de 7 millones ya han abandonado el país en los últimos años, según estimaciones de las Naciones Unidas, con decenas de miles apareciendo en la frontera de Estados Unidos este año.

“Venezuela tiene precios de productos similares a los de Dubai, mientras que a la gente se le pagan salarios similares a los de Sudán. Esto afecta mayormente a los pobres, al 93 por ciento de la población”, dijo Cadenas.

Al permitir que el dólar estadounidense circule libremente, la administración de Maduro estimuló un aumento en el gasto de los consumidores que, junto con un modesto aumento de la producción de petróleo, está impulsando un sorprendente repunte económico. Se espera que el producto interno bruto se expanda 6 por ciento este año, según el Fondo Monetario Internacional. Si bien esa sería la mayor expansión en 15 años, la economía sigue siendo una sombra de lo que era antes.

Maduro ha promovido la recuperación como un regreso improbable para un país sancionado por Estados Unidos. “Un país perseguido, torturado, sancionado, bloqueado, ha encontrado un camino usando sus propios motores para activar la economía real”, dijo la semana pasada.

Venezuela salió de la hiperinflación en enero tras la decisión del banco central de aumentar la oferta de dólares en el mercado cambiario oficial. La estrategia arrojó algunos resultados a principios de año, moderándose la inflación mensual en marzo.

Pero los aumentos de precios se han acelerado recientemente. El banco central informó que los precios al consumidor aumentaron en agosto, los datos más recientes disponibles, mientras que el Observatorio de Finanzas de la oposición dijo que la inflación anual se acerca al 157 por ciento. El índice Café con Leche de Bloomberg, basado en el precio de una taza de café en Caracas, sitúa la cifra en 158 por ciento en el último año.

Algunos economistas habían pronosticado una inflación anual por debajo del 100 por ciento en 2022.

Leave feedback about this