enero 30, 2023

Por qué Egipto pide a sus ciudadanos que coman patas de pollo

La nación más poblada del mundo árabe sufre una crisis monetaria sin precedentes y la peor inflación en cinco años, encareciendo los alimentos a tal punto que muchos egipcios ya no pueden permitirse comer pollo, un alimento básico en su dieta.

Los precios de las aves de corral pasaron de 30 libras egipcias (US$ 1,01) por kilogramo en 2021 a 70 libras egipcias (US$ 2,36) este lunes, según los medios de comunicación estatales.

El aumento del costo ha llevado a la Institución Nacional de Nutrición de la nación a pedir a la gente que cambie a comer patas de pollo.

«¿Está buscando alternativas alimenticias ricas en proteínas que le permitan ahorrar?», preguntaba en una publicación de Facebook el mes pasado, en el que enumeraba una serie de productos, empezando por las patas de pollo y de res.

A muchos egipcios les enfurece que el gobierno pida a los ciudadanos que recurran a alimentos que son símbolos de la extrema pobreza del país. En Egipto, las patas de pollo se consideran el más barato de los artículos cárnicos, considerado por la mayoría como desecho animal en lugar de alimento.

«(Hemos entrado) en la era de las patas de pollo, el colapso de la libra egipcia… y el ahogo en la deuda», tuiteó Mohamed Al-Hashimi, una personalidad de los medios de comunicación, a sus 400.000 seguidores.

Pero otros parecen estar siguiendo el llamado. Tras la recomendación de consumir patas de pollo, el precio de un kilogramo del producto se habría duplicado hasta las 20 libras egipcias (US$ 0,67).

Las autoridades afirman que cerca del 30% de la población egipcia se encuentra por debajo del umbral de la pobreza. Sin embargo, el Banco Mundial estimó en 2019 que «alrededor del 60% de la población de Egipto es pobre o vulnerable».

A %d blogueros les gusta esto: