octubre 5, 2022

Profeco: ¡Reprobadas! Estas son las salchichas que ya no debemos comer

Uno de los embutidos más populares de la gastronomía mexicana son las salchichas, aunque no todas las que se pueden consumir son lo que dicen ser, y no sólo eso: pueden ser dañinas para la salud.

En la Revista del Consumidor, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hizo un análisis que habla de distintas marcas de salchichas que se venden en el país, comparándolo con su valor nutrimental, así como cuáles se deberían consumir y por último por qué mienten en su descripción.

Este estudio se realizó hace dos años y se basó en 57 marcas de salchichas, en el análisis se evaluó la calidad sanitaria, grasa, la adición de fécula, proteína, humedad, sodio, tipo de carne y si su etiquetado era real. Aunque se basa en la norma NMX-F-065-1984 que contempla sólo tres tipos de salchicha, al no ser obligatoria, en el mercado se venden más tipos, de los cuales, también se integraron al estudio.

¿Qué marcas mienten en su etiquetado?
En términos generales, hay al menos 30 marcas de salchichas que no se apegan a las normas de elaboración de salchichas, y que mienten en sus etiquetados.

Las que venden más agua que carne son las marcas Casa López y Peñaranda, que son 75% y 50% agua respectivamente. Aunque la Duby y Aurrerá en sus salchichas tipo Viena, y la Don Fer, en las de pavo, también mienten en la cantidad de carne de su producto.

Por otra parte, hay marcas que mienten en sus ingredientes y su composición, por ejemplo Parma, Sabori, San Millán y tres castillos dicen estar hechas de pavo, pero eso no es cierto, son de pollo. Sin embargo, Nu-tres y Pepe Salchicha ni siquiera dicen de qué ave están hechas sus salchichas de pavo.

De nuevo, Parma Sabori miente en otro de sus productos, «Al natural» dice ser de pavo, pero es de pollo, además de decir que no tiene conservadores cuando sí los tiene.

Las marcas que mienten en más aspectos

  • Don Fer
  • Duby
  • Salchichas de Pavo Aurrerá
  • Parma Sabori
  • Precissimo

Estas marcas juntan dos o hasta tres falsedades en su etiquetado, como tener más agua que carne, estar hechas de pollo en vez de pavo o no decir la verdad sobre su contenido graso.

La salchicha más mentirosa del mercado es…
Otras que se dicen ser más «naturales» también mienten en su composición. Una de ellas es la Fud Cuida-t+ que resultó ser la más mentirosa de todas, pues dice ser en su mayoría de pavo, pero en realidad es pollo; dice ser reducida en sodio, pero tiene las cantidades normales; y finalmente, dice ser reducida en grasa, pero tiene la cantidad normal.

Muchos de estos productos han sido inmovilizados debido a la composición falsa que decían tener, la cual, podría dañar la salud de los consumidores. Al respecto, Profeco recomienda considerar la cantidad que ingerimos, pues pueden tener exceso de sodio, de grasa y provocar problemas mayores si padeces hipertensión arterial.

Leave feedback about this